Revista Mía

Recetas para aprovechar el jamón que te vas a comprar

El otoño es el momento ideal del calendario para montar el jamonero y ponerlo en la encimera de la cocina, dispuesto a darle mucho trabajo.

Los productores de este producto tan nuestro saben que con la Navidad cerca las ganas de jamón ibérico se multiplican. Por eso las ofertas empiezan a poblar los catálogos de las tiendas especializadas en alimentación y en embutidos.
Será difícil resistir la tentación un otoño más. ¿O es que acaso hay motivo para resistirse? Muchos lo vemos como una oportunidad de hecho. Y no solo por el buen precio al que se puede encontrar un jamón de calidad en estas fechas y lo fácil que es darle salida en los meses que tenemos por delante, con más reuniones familiares y con el mayor tiempo que pasamos en casa con respecto a los meses cálidos. También lo es porque al comprar el jamón entero podemos aprovechar casi todo de la pata para completar muchísimas elaboraciones caseras.
Tal y como explican en la tienda online Tierra del Ibérico, del jamón se “desechan” hasta tres partes que se pueden reutilizar con un poquito de conocimiento en la cocina de casa. Es el caso de los recortes, sobrantes y taquitos que van quedando a medida que cortamos, de la grasa que cubre el jamón una vez limpia y retirada la amarilla, que puede amargar o saber a rancio -la de calidad es blanca o rosácea- y del hueso final, que suele tener adherido a él carne también.
Con todo esto alimento se pueden hacer, como decíamos, diferentes recetas y elaboraciones. Algunas son clásicas, conocidas por todos, como los guisos a los que el hueso de jamón enriquece como ningún otro ingrediente, y otras mucho menos habituales.
Lo importante es conservar bien el jamón que se “desecha”, especialmente si no se va a consumir a corto plazo y se va a guardar en el congelador. En este caso, si metéis un hueso por ejemplo, hacedlo siempre bien aislado en bolsas zip o un recipiente hermético tipo tupper. No lo dejéis envuelto en film solamente ni mucho menos suelto o su sabor corre serio riesgo de estropearse.
Dicho esto, a continuación te vamos a dar algunas ideas de cómo aprovechar al máximo ese jamón que, si no te lo has comprado ya, estás a punto de hacerlo.
tracking