Revista Mía

Todas las formas en las que puedes preparar noodles

Cualquier tipo de fideo largo que no sea espagueti solemos llamarlo así, pero hay distintas variedades, casi tantas como alternativas para cocinarlos en casa.

Nueve de cada diez japoneses comen al menos una vez a la semana noodles, y un porcentaje altísimo de ellos eleva la cifra al menos a dos veces cada siete días. Y una de las claves que hace que esto sea posible sin aburrirse de ellos es que se pueden cocinar de muchísimas maneras diferentes y también que existen distintas variedades de estos fideos largos que son muy abundantes en todas las cocinas del sureste asiático.
A grandes rasgos, se puede diferenciar entre noodles de huevo, de arroz, soba y udon, pero hay más opciones, aunque son menos conocidas en occidente, como es el caso de los fideos shirataki, una de las variedades más tradicionales de noodles japoneses, que se hacen sin harina, ni gluten ni carbohidratos. Son agua en un porcentaje muy mayoritario y fibra.
No es así en el resto de ejemplos mencionados. Los noodles de huevo, por ejemplo, están hechos con harina de trigo y huevo, y son la variedad más parecida a nuestros fideos tradicionales y a los espaguetis. Como veremos, se pueden servir tanto calientes como fríos, ya que son una de las opciones que mejor se adaptan a las ensaladas. No en vano son muy populares tanto en Japón como en China.
Los udon, por su parte, son noodles antiquísimos, muy tradicionales dentro de la cultura gastronómica nipona. El rasgo que mejor les define a simple vista es su grosor y su longitud, y además son bastante tiernos porque su cantidad de agua es elevada. Gracias a esta flexibilidad son ideales para prepararlos en sopas, por ejemplo.
También son muy conocidos en nuestro país los fideos de tipo soba, sobre todo por ese plato instantáneo que ha calado gracias a sus famosos anuncios. Estos noodles están elaborados con harina de trigo clásica o de trigo sarraceno, entre otras variedades, y son muy versátiles y muy polivalentes en la cocina ya que funcionan bien con casi todo.
La alternativa a todos los fideos elaborados con harina de trigo más conocidos y más utilizados en las cocinas asiáticas son los elaborados a base de arroz, que se utilizan mucho en salteados de verduras, con pollo y marisco, entre otras elaboraciones.
Y, por último, también son muy conocidos los fideos que se utilizan para cocinar ramen, la tradicional sopa japonesa que tan de moda está en occidente. A diferencia de otros, aunque también están hechos con harina de trigo, llevan agua con as, lo cual les aporta una mayor elasticidad y un color amarillento muy característico. Son rápidos de cocinar.
tracking