Revista Mía

Ideas para preparar alubias (y no solo en fabada)

Aunque asociamos de forma mayoritaria su nombre a los guisos y la matanza, hay muchísimas alternativas para enriquecer la dieta familiar a partir de esta nutritiva legumbre.

Hay ingredientes que suenan a platos calientes, en invierno. Pero no es así en todo el mundo, ni siquiera en toda España. Las legumbres son un muy buen ejemplo de ello. Y especialmente las lentejas, que por ejemplo en Cataluña abundan como base de ensaladas, y también las alubias, que son muchísimo más versátiles de lo que pueden parecer.
Es lo que tiene el poder de las judías con chorizo de toda la vida, que gustan tanto a pequeños y mayores que se asientan en el recetario familiar y no dejan espacio para otras combinaciones con alubias de base.
Prueba de la versatilidad que tiene este alimento son las diez ideas para prepararlas que te vamos a dar al final de esta de esta pieza introductoria. Pero si hay un dato que muestra el enorme abanico de posibilidades que aportan las alubias a la cocina casera, esa es la lista de variedades que existen.
Solo en España, son relativamente conocidas (unas más y otras un poco menos), las siguientes: alubia blanca de riñón, faba. Grano recto, blanco, largo y aplanado, judión de La Granja, caparrón, palmeña jaspeada, tolosana (la clásica y famosa alubia de Tolosa, Navarra), negrilla, morada redonda, morada larga, arrocina, canela, carilla, de la virgen, verdina y garrofó, que es la alubia grande y mantecosa que se añade a la paella valenciana. Casi nada, ¿verdad?
Pues las mencionadas son solo una selección. Hay más variedades, pero tranquilo, no vamos a volverte loco con ello porque las largas listas igual que se leen, se olvidan. Lo importante es poner en valor la polivalencia y la variedad de alubias que tienes a tu alrededor, y la riqueza que pueden aportar a tu menú casero si abres la mente y exploras nuevas recetas con esta legumbre como base.
Te animamos a ello con estas ideas que compartimos contigo a continuación. Ya verás que hay mucha vida más allá de la fabada asturiana, y eso que pocos platos de nuestra gastronomía están tan ricos como una buena fabada asturiana. Pero hay tiempo para todo, especialmente con un alimento como la alubia, que nutricionalmente hablando es todo ventajas.
tracking