Revista Mía

Bacalao con verduras en paquete de brick

Una receta muy original y económica para cocinar el bacalao. Acompañado de verduras y en un papillotte de masa brick. ¡Irresistible!

Cómo conseguir que esta receta quede perfecta:

Al cocinar una carne o un pescado en papillote (es decir envuelto en papel de aluminio o papel de horno) se cocinan los alimentos en su propio jugo. El resultado son recetas muy ligeras y saludables que llevan muy poca grasa (solo unas gotas de aceite). En este caso se sustituye el papel de horno por una lámina de masa brick, que hace de envoltorio y también aporta un toque crujiente al plato.
Para que el pescado no se seque en el horno, se cocina muy poco tiempo. Pero claro, eso puede hacer que a las verduras les falte cocción. Por lo tanto, es muy importante cortar las verduras muy finas y pasarlas por agua hirviendo unos segundos para que cuando lleguen al horno estén a medio hacer. Otra alternativa es pasarlas por la sartén, en vez de hervirlas, y que, después, terminen de cocinarse en el horno. Si te gusta comer verdura al dente, puedes saltarte cualquiera de estos dos pasos y ponerlas crudas en la masa brick para que se cocinen ligeramente.
Si preparas este plato en temporada (de invierno a la primavera) apuesta por bacalao fresco, si lo haces en otra época del año, elige un buen lomo de bacalao en salazón, de calidad y desálalo muy bien.
Esta receta es ideal para preparar en una comida especial, ya que no lleva trabajo -prácticamente todo lo hace el horno- y queda un pescado muy sabroso. Eso sí, es muy importante conocer muy bien el horno para que quede en su punto, ni crudo ni pasado. Sirve los paquetes de masa brick cerrados en los platos y que sean los comensales los que descubran el secreto que hay dentro. ¡Les va a encantar!

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 15 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 4 medallones de bacalao de 150 g, sin piel ni espinas.
  • 4 hojas de pasta brick
  • 1 puerro pequeño
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín pequeño
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 30 g de mantequilla
  • unas ramitas de tomillo
  • pimienta
  • sal.
  • Para acompañar:
  • Ensalada.

Preparación

Retirar la parte verde del puerro y cortar el tallo blanco en juliana fina

Pelar o raspar las zanahorias y cortarlas también en tiras finas

Lavar el calabacín, secarlo y partirlo igualmente en tiras largas y finas

Escaldar las zanahorias y el calabacín en agua hirviendo con sal durante 2 minutos

Escurrirlos sobre papel absorbente para que queden bien secos

Salpimentar los medallones de bacalao

Poner en el centro de cada hoja de pasta brick parte de las verduras preparadas

Encima de ellas, disponer los medallones de pescado, las verduras restantes y una ramita de tomillo

Rociar todo con un poco de aceite de oliva

Con un pincel, untar los bordes de la lámina de pasta  brick con la mantequilla derretida y cerrarla formando un paquete (como si fuera una papillote de papel vegetal)

Volverla a untar ligeramente con la mantequilla

Cocer en el horno precalentado a 180ºC durante 5 minutos

Sacar y servir con la ensalada aliñada con una sencilla vinagreta

Consejo: esta misma receta la puedes hacer con  skrei noruego, que lo podemos encontrar en las pescaderías españolas desde  enero a abril

Elaboración de la receta: Ana de Letamendía

Foto

Fernando Ramajo

tracking