Revista Mía

Canelones de calabacín rellenos de ternera con falso pil-pil de piquillos

El calabacín es tan versátil que una de las recetas, sencillas pero deliciosas, que podemos elaborar son estos canelones rellenos de calabacín. No te los pierdas.

Como ya hemos ido viendo en recetas anteriores, el calabacín es uno de esos productos que lo podemos encontrar todo el año, es económico y nos da mucho juego en la cocina para hacer diferentes recetas y elaboraciones. Lo podemos utilizar como guarnición, como acompañamiento o como producto principal, como es el caso de esta receta que os traigo hoy: canelones de calabacón rellenos de ternera con falso pil-pil de piquillos.
Para esta receta vamos a hacer 3 elaboraciones diferentes. Por un lado haremos los canelones con el calabacín, el relleno con la ternera y el cremoso de piquillos. Así que, si os parece, empezaremos por el relleno, puesto que es el que primero se nos tiene que enfriar, para así poder rellenarlo sin problema.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 30 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 2 calabacines grandes
  • 1 kilo de carne picada de ternera
  • 1 cebolleta fresca
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro pequeño
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 hojitas de cilantro
  • Cebollino
  • Pimienta negra recién molida
  • 100 gramos de harina
  • 1 litro de leche entera
  • Ingredientes para la salsa:
  • 12 pimientos del piquillo enteros
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 100ml de nata líquida de cocinar
  • Sal
  • 30 gramos de parmesano

Preparación

Vamos a poner en una cazuela de fondo bajo, la cebolleta, la zanahoria y el puerro todo ello muy picado con un buen chorro de aceite de oliva virgen

Cuando veamos que la cebolleta está ya trasparente, añadimos la carne picada de ternera, y la rehogamos durante 4 minutos junto con la verdura

Una vez lo tengamos, añadimos la salsa de tomate, la harina y lo mezclamos todo, poco a poco vamos añadiendo la leche hasta conseguir una textura compacta pero cremosa a la verdad

Tenéis que tener en cuenta que nos tiene que quedar suficientemente compacta para poder rellenar los calabacines pero que a su vez este cremosa también

Ponemos a punto de sal y pimienta y lo extendemos en una fuente para que se nos enfríe antes

Vamos con la segunda elaboración, nuestro falso pil-pil de piquillos

Para ello vamos a poner en el vaso de la batidora, los piquillos enteros, la salsa de tomate , las lascas de parmesano, la nata líquida de cocinar, sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen

Una vez lo tengamos todo, empezamos a batirlo a velocidad media hasta conseguir una textura parecida a la de un yogurt

Una vez lo tengamos lo pasamos a un cazo y dejamos a fuego bajo hasta llegar a hervir, rectificamos de sal y si vemos que nos ha quedado muy espeso, le podemos añadir un poco del caldo de los pimientos

Esto nos hará que tengamos un mayor sabor a pimientos y ya solo nos quedaría hacer nuestros canelones

Para ello vamos a cortar con la ayuda de una bandolina, los calabacines en tiras más o menos de medio centímetro, ponemos una sartén sin apenas aceite y los pasamos durante unos 20 segundos por cada lado, una vez lo tengamos vamos a coger el relleno lo vamos a poner a lo largo de toda la tira del calabacín y lo vamos a ir enrollando uno a uno (la ración para este plato sería de 4 canelones por persona)

Cuando los tengamos todos hechos los vamos a poner con una de las partes planas hacia abajo en una fuente de horno y lo vamos a tener a 170 grados durante 5 minutos

Pasado este tiempo, los sacaremos y los pondremos en un plato liso y lo naparemos con nuestro falso pil-pil de piquillos

Añadimos un poco de cebollino bien picadito y le pondremos una hojita de cilantro

Y colorín colorado esta receta se ha acabado

Fácil, sencilla pero muy apetecible

Espero que os haya gustado y ya sabéis que podéis preguntarme cualquier duda aquí en vuestra revista de confianza

tracking