Revista Mía

Bacalao con calabaza braseada y guisantitos

El plato de hoy consta de muy pocos ingredientes, para un día que no queramos liarnos en la cocina. Además, el resultado es maravilloso.

El bacalao es un pescado agradecido. Después de pasar largos días en sal, para su salazón, y después de su desalado para poder consumirlo, no tenemos por qué comprarlo cuando lo vayamos a disfrutar, ya que aguanta muy bien la congelación, y podemos tenerlo en casa en el congelador, y descongelarlo de víspera, en la nevera.

Emplatado:

A un costado de un plato llano colocar el lomo de bacalao. Al lado distribuir los pedazos de calabaza glaseada. Disponer los guisantitos salteados alrededor.
¡A disfrutar!
*Si somos muchos para el almuerzo o cena, en vez de utilizar la sartén es mejor emplear una bandeja de horno y cocinar el bacalao en el horno, con la piel hacia arriba, ya que tardaremos menos y no tendremos que preocuparnos de si se nos pega o no a la sartén…
Si somos pocos, una sartén va perfecto, pero para más de 4,5 personas, el horno es nuestro aliado en la cocina.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 10 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 4 lomos de bacalao desalado de 200 grs cada uno
  • 400 grs de calabaza
  • 200 grs de guisantitos
  • c/s de Aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas

Preparación

Bacalao:El bacalao lo haremos de la siguiente manera*: Colocar una sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva

Cuando esté caliente, colocar las porciones en ella, con la piel hacia abajo y mover ligeramente la sartén, para que la piel no se adhiera a ella

Después dejar durante un par de minutos sin tocarla para nada, de esta manera la piel nos quedara dorada y crujiente

Retirar del fuego, dar la vuelta a los lomos de bacalao y dejar reposar durante 2-3 minutos

Lograremos un punto del pescado perfecto

Calabaza braseada:Ya hemos hablado de las virtudes de cocinar con la técnica del braseado

Esta técnica mixta que combina el sellado con la cocción, siempre sin cubrir por entero el producto

En este caso, calentamos una sartén al fuego, colocamos la calabaza cortada en dados de 1,5 x 1,5 (cm) y los doramos solamente por una cara

Cuando estén bien dorados por una cara, darles la vuelta, para que la parte dorada quede hacia arriba y verter agua y sal a la sartén, siempre sin cubrir la calabaza con el líquido

Dejar reducir a seco

Saltear los guisantitos en una sartén, muy ligeramente con unas gotas de aceite de oliva virgen extra

tracking