10 alimentos que ayudan a combatir la alergia primaveral

¿Sabías que existen determinados alimentos naturales que pueden ser de muchísima ayuda a la hora de reducir los síntomas causados por las alergias primaverales? Te descubrimos los más útiles y recomendados.

Alimentos que ayudan a combatir la alergia primaveral
Foto: Istock

Picazón de garganta, nariz y ojos, estornudos y congestión nasal, tos, dificultad para respirar y, en casos más graves, sibilancias. A medida que la primavera se va asentando entre nosotros también lo hace un incómodo acompañante: las alergias.

Y, de acuerdo a la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Crónica, se estima que cerca de ocho millones de españoles tenderán a sufrir los molestos e incómodos síntomas que provoca la alergia cada vez que cambian las estaciones.

Por suerte, además de seguir una serie de pautas y de consejos básicos, el mantenimiento de una dieta basada en determinados alimentos puede ser de muchísima ayuda a la hora de combatir la alergia primaveral, lo que significa básicamente que es perfectamente posible controlar e incluso prevenir muchos de sus síntomas más molestos. Pero, ¿por qué alimentos deberíamos comenzar?

¿Qué es la alergia primaveral y por qué se produce?

Una alergia consiste básicamente en una respuesta exagerada por parte de nuestro sistema inmunitario ante la presencia de un agente externo, el cual lo identifica como un agresor, en este caso un alérgeno, aunque en la mayoría de las ocasiones (esto es, en condiciones normales), originalmente no lo sea.

Los alérgenos son, en realidad, tremendamente variados, de manera que la persona puede tener alergia al polen, a las picaduras de los insectos, al veneno de las abejas o a los ácaros del polvo, solo por citar algunos sencillos ejemplos.

En el caso de la alergia primaveral, no hay duda que uno de los principales desencadenantes es el polen, que son unos pequeños granos que se producen en las plantas y que, a través de los insectos o del propio aire, se diseminan en el ambiente.

Cuando una persona presenta una alergia primaveral su sistema inmune identifica estos pólenes como enemigos, reaccionando mediante la liberación de histamina, que es la sustancia responsable de las típicas molestias que sufren quienes presentan este tipo de alergias.

¿Cuáles son los mejores alimentos para combatir las alergias primaverales?

Ajo

Se trata posiblemente de uno de los alimentos más conocidos en este sentido, debido a sus cualidades antialérgicas, principalmente al polen. 

Además, también es popular por otros beneficios únicos, al ser antibacteriano, antiséptico, reductor del colesterol, hipotensivo y estimulante natural circulatorio.

Cebolla

La quercetina es un compuesto que encontramos naturalmente en la cebolla, la cual proporciona un interesante efecto antiinflamatorio, aliviando la inflamación de las mucosas nasales.

Por otro lado, algún que otro estudio ha encontrado que la cebolla en sí misma podría ser enormemente útil a la hora de disminuir y retrasar la liberación de la histamina, la cual, como ya te hemos mencionado, sería la molécula responsable de las reacciones alérgicas.

Dicho sea de paso, también podemos encontrar quercetina en otros alimentos como la manzana (sobre todo en su piel), frutos rojos, uvas rojas y en bebidas como el té negro. Y lo mismo ocurre con los ajos.

Brócoli

Es doblemente bueno a la hora de reducir los síntomas de la alergia. En primer lugar, son ricos en vitamina C, que ejerce una acción antihistamínica natural al bloquear su secreción por los glóbulos blancos.

En segundo lugar, también podemos mencionar la presencia de las crucíferas en su conjunto, una maravillosa familia de alimentos de enorme ayuda a la hora de despejar las vías respiratorias de mucosidad. 

Kale
Foto: Istock

Hojas de col (kale)

Las maravillosas y hermosas hojas verdes de la col rizada (popularmente conocidas a día de hoy bajo el nombre de kale), son muy ricas en carotenoides, útiles a la hora de aliviar y calmar los síntomas asociados a la rinitis alérgica.

Eso sí, para aumentar la cantidad de carotenoides absorbidos por nuestro organismo, es muy recomendable acompañarlas con una sustancia grasa. Por ejemplo, saltearlas durante algunos minutos en aceite de oliva virgen extra, o colocarlas sobre papel de horno en una bandeja, añadir un poco de aceite de oliva, y hornear hasta que queden crujientes.

Uvas y grosellas negras

El característico color púrpura de estas frutas se debe a la presencia en su composición de un polifenol, conocido con el nombre de resveratrol. Distintos estudios han demostrado que este elemento, un popular fitonutriente, es capaz de reducir las reacciones alérgicas.

Piña

Se trata de una fruta tropical realmente nutritiva y deliciosa, la cual destaca principalmente por ser rica en bromelina, un antiinflamatorio muy poderoso. Además, también se ha encontrado que es muy útil a la hora de aliviar los senos nasales irritados, algo enormemente habitual en caso de sufrir una alergia respiratoria.

Cítricos

Las frutas cítricas, entre las que destacan principalmente tanto las naranjas como los limones y los pomelos son muy ricos en vitamina C, como ocurre con el brócoli, la cual es de mucha ayuda a la hora de bloquear la secreción de histamina por los glóbulos blancos, y a combatir la fatiga inducida por las alergias.

Perejil

Se trata posiblemente de una de las hierbas aromáticas más comunes en la cocina de muchas casas. Y lo cierto es que, desde un punto de vista nutritivo, es muy rica en vitamina C cuando se encuentra fresca (es decir, cuando no ha sido deshidratada), lo que inhibe la producción de histamina.

Eso sí, debido a su efecto diurético, antes de espolvorearlo en los platos debes tener presente si te encuentras tomando un medicamento que contenga un diurético, en cuyo caso será recomendable hablar con el médico.

Chocolate

Aunque no lo creas, el cacao, como ocurre con las uvas negras, puede ser de bastante ayuda a la hora de combatir los síntomas de la alergia, al ser útil para disminuir el nivel de anticuerpos estimulados por la inmunoglobulina E.

Ortiga

Es de enorme ayuda para combatir la inflamación de las vías respiratorias, motivo por el cual es una opción excelente como remedio natural común para reducir la secreción nasal.

En esta ocasión una de las principales recomendaciones pasa por consumirla en forma de infusión, vertiendo dos cucharaditas de ortiga en una taza de agua caliente, y dejándola reposar durante 10 minutos.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo