10 consejos para dormir bien

¿Te cuesta caer en brazos de Morfeo? Aquí tienes consejos para dormir a pierna suelta.

Sigue estos consejos

1- Es importante tener un buen colchón. ¿Cómo elegirlo? los factores que debes tener en cuenta son; la postura que tienes a la hora de descansar, el peso (si es elevado necesitarás uno que sea firme y que te ofrezca buena sujeción, de lo contrario te hundirás). Si pesas poco necesitas uno flexible para que se adapte a tu silueta. Si te mueves mucho mientras duermes utiliza uno que te permita el movimiento. Cuando el problema es el calor, usa uno con muelles, son más fáciles de ventilar. En lugares frescos, los modelos de espuma, látex o viscoelástico guardan más el calor.

2- El dormitorio debe estar a una temperatura agradable, bien ventilado, aislado de ruidos y luz.

3- Haz ejerciciode manera habitual, te ayuda a liberar tensiones y favorece el descanso. No es recomendable hacer ejercicio cuatro horas antes de irte a dormir, tiene efecto activador.

4- Olvídate del móvil, del portátil, el dormitorio debe ser un lugar de descanso. Si deseas conciliar el sueño procura no ver la televisión, desconecta todo aparato electrónico y no lo utilices para realizar trabajos de oficina.

5- Toma un baño con sales o con bomba efervescente, disfruta de la espuma, ya que te ayudará a liberar tu mente. Para que realmente funcione hazlo a última hora del día cuando tengas todo listo y terminado.También te pueden ayudar unas velas aromáticas.

6- La postura y la ropa son otros de los aspectos fundamentales para un buen descanso, adoptar una postura correcta y dormir con ropa holgada te ayudará a conciliar el sueño.

7- No duermas la siesta, como mucho 15 ó 20 minutos.

8- Evita cenas copiosas demasiado tarde, además no te excedas con los líquidos porque te harán ir continuamente al baño y evita aquellos alimentos como el jamón, queso, bacón o tomate ya que contienen tiamina (sustancia que estimula el cerebro). ¿Tus aliados? la leche, los yogures, el plátano… Estos alimentos contienen triptófano (precursor de la soñolencia) y te ayudarán a conciliar el sueño.

9- La lectura, al igual que tomarnos una infusión, ayudarán a relajarte.

10- Hay aromas que te ayudan a dormir como un bebé. Por ejemplo la lavanda te mejora la calidad del sueño, también el jazmín tiene propiedades relajantes. ¿Otras opciones? El sándalo es muy útil para personas que sufran de ansiedad, el olor a rosa predispone a estar más contento y el azahar te proporcionará bienestar.

Continúa leyendo