10 normas que deben cumplir los refrescos

En época de calor todos, pequeños y mayores, los consumimos. Lee siempre las etiquetas de los refrescos y sabrás si lo que tomas es lo que dice ser.

Hay distintas categorías de bebidas refrescantes (así se denomina a los preparados con agua potable y otros productos autorizados): zumos de frutas, gaseosas, refrescos aromatizados, soda, productos sólidos para diluir, néctares de frutas, etc. Para que sepas lo que compras, ten en cuenta que:

1. Deben estar elaboradas solo con ingredientes autorizados para cada clase de bebida: agua, edulcorantes, jarabes, zumos, extractos de frutas, agentes aromáticos, aditivos, etc.

2. En su manipulación está prohibido el uso de agua no potable y sustancias nocivas.

3. Han de tener aspecto normal; color, olor y sabor característicos, y no pueden contener más del 0,5% de alcohol.

4. Las bebidas refrescantes de zumos de frutas deben expresar, de forma destacada, el porcentaje de zumo que contienen, que tiene unos mínimos según la fruta que sea: uva, 12%; albaricoque, melocotón, manzana y pera, 10%; naranja, 8%; limón y fresa, 6%; pomelo, piña y coco, 4%.

5. Solo en este tipo de bebidas (en los zumos de frutas) está permitido el empleo de dibujos de frutas en su etiquetado o en sus anuncios.

6. Los refrescos de cola no pueden contener más de 150 miligramos de cafeína por litro.

7. Las tónicas solo pueden llevar un máximo de 100 miligramos de quinina por litro.

8. Los productos sólidos (polvo o granulado), de los que se obtienen refrescos al mezclarlos con agua, deben indicar claramente el modo de empleo.

9. No pueden usarse calificativos como ‘puro’ o ‘natural’ en bebidas que contengan conservantes químicos y colorantes o edulcorantes artificiales.

10. Está prohibido: la reutilización de envases no recuperables, el envasado con roturas, fisuras o defectos que presenten riesgos, y los envases con frases, marcas o rótulos ajenos al producto que contienen.

También te puede interesar:

Continúa leyendo