Lo Último Contra las Alergias.

Desde hace 10 años, las alergias aumentan, anualmente, un 2 %; si seguimos así, la mitad de la población será alérgica a algo en 2050. Ahora, se acerca el momento más crítico para quienes las padecen: la primavera. “Si sigue lloviendo sin cesar en marzo y abril, habrá muchos casos de alergia”, señala la Sociedad Madrid-Castilla La Mancha de Alergología, “a no ser que antes de mayo deje de llover durante 40 días”. ¿Soluciones? Estas son las investigaciones más prometedoras. 

La contaminación, las emisiones de CO2, el aumento de la temperatura ambiental y el exceso de higiene de la vida moderna son los factores desencadenantes. Por ejemplo: el incremento de la temperatura y de la contaminación atmosférica provoca a su vez que suban las concentraciones atmosféricas de pólenes, el número de insectos y la prevalencia de hongos, agentes todos que se asocian a las alergias. De ahí, también, que hayan pasado de ser estacionales a darse durante todo el año y que hoy “una de cada cuatro personas padezca algún trastorno alérgico”, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). ¿Qué alergias van in crescendo? Las alimentarias y la dermatitis de contacto, mientras que el asma y la dermatitis atópica se mantienen estables.
-Actuar antes del nacimiento.

La dieta de la madre puede prevenir que el niño desarrolle algunas alergias (por ejemplo, a los frutos secos). Y es que, desde la semana 16 de gestación “se ha demostrado que hasta las sustancias del ambiente pueden crear sensibilidad a las alergias en el bebé”, según el libro blanco sobre la alergia de la OMS. ¿Qué puedes hacer? Evita el gluten y los frutos secos y ¡toma una manzana al día!: un estudio de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) ha corroborado que puede proteger al bebé de desarrollar asma.

-Alergias alimentarias.
Si se tratan desde la infancia, pueden superarse (sobre todo, las de la leche y el huevo), gracias a fórmulas hidrolizadas que fraccionan las proteínas que las causan. Algunos centros, como el Hospital Clínico San Carlos y el Gregorio Marañón (Madrid), imparten terapias específicas para niños mayores de 7 años que siguen siendo alérgicos. Pregunta en tu ambulatorio.

-Ojo con el agua del grifo.
Según un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista estadounidense Annals of Allergy, Asthma & Immunology, “los niveles elevados de diclorofenol, que se usa en pesticidas y para clorar el agua, disminuyen la tolerancia alimentaria en algunas personas y provocan alergia a ciertos nutrientes”. ¿Para prevenir? Filtrarla o alternar con agua mineral.

-Más precisión a la hora?de establecer el diagnóstico.
Los nuevos chips para diagnóstico molecular son toda una ayuda. Hasta ahora, los médicos sabían que se era alérgico al polen de gramíneas, de cupresáceas o a la leche gracias a las pruebas cutáneas. “Hoy en día, con el avance de la tecnología y de la biología molecular, podemos contar con los componentes de los extractos y precisar la proteína o molécula alergénica responsable de una reacción frente a una fruta o polen en un paciente concreto”, señala la alergóloga María Luisa Sanz. Todo, con una sola muestra de sangre y, a veces, sin tener que hacer los molestos tests de contacto. Estas nuevas pruebas son muy importantes en el caso de personas que tienen alergias cruzadas (se puede descubrir que, aunque sean alérgicas a muchas cosas, la misma proteína está detrás de todo).

-Avances en casos graves.
“Se están ensayando nuevas terapias con anticuerpos monoclonales (manipulados en laboratorio), entre ellos el Omalizubab (anti-IgE), con resultados prometedores en casos graves de alergias al kiwi y a la picadura de abeja o de avispa, que no conseguían ser controlados mediante los tratamientos habituales”, señala la doctora Sanz.

-Alergia a las monedas.
Parece extraño, ¿verdad? Pues va en aumento. El 15 % de la población española (la mayoría, mujeres) es alérgico al metal con el que se fabrican y sus variantes, lo que provoca dermatitis de contacto; también la desencadenan la bisutería, los piercings, los utensilios de cocina, las tijeras, los cierres de cinturones... Si notas que tu piel reacciona ante estos elementos, “lo más efectivo es cubrirlos con cinta aislante, no con esmalte”, señala la doctora Pilar Iriarte, del comité de Alergia Cutánea.

LO ÚLTIMO: Sensibilidad Química Múltiple (SQM)
-Se trata de un mal moderno, la alergia más reciente y controvertida. En España la padecen unas 400.000 personas y consiste en una reacción adversa a los químicos tóxicos que se hallan en el aire, el agua y los alimentos.
-No es contagiosa; los casos aumentan a medida que lo hace la contaminación ambiental. Afecta sobre todo a mujeres y provoca migraña, confusión, sensación de desconexión, erupción cutánea, sensación de ahogo e irritación de mucosas.
-Los alérgenos son tan variados y los síntomas tan diferentes que aún queda mucho por definir. Por eso, evitar los tóxicos es la única medida de control disponible: lava y pela la fruta, filtra el agua del grifo, evita los plásticos, ventila tu casa con frecuencia para evitar el gas radón, no abuses de las conservas, aléjate de los productos de las tintorerías, usa cosméticos sin  perfume ni parabenos, etc.

LA EXPERTA: María Luisa Sanz.
Alergóloga de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).
“La patología alérgica dificulta en muchos aspectos la vida diaria de los pacientes; por eso, es importante consultar con el especialista. Existe una falsa creencia de que las enfermedades alérgicas son banales, pero esto no es cierto. Una alergia que comienza por una leve rinitis puede acabar en un asma grave y hasta poner en peligro la vida del paciente. En muchas ocasiones, se trata de una enfermedad que se cronifica; el enfermo se acostumbra a sus síntomas, por ejemplo cuando se limitan a la primavera (rinitis, conjuntivitis...), y los subestima. En los ultimos años se han realizado numerosos estudios tratando de aplicar medidas capaces de contener el aumento de incidencia de estas enfermedades –control ambiental, introducción tardía de alimentos potencialmente alergénicos en los niños, dieta pobre en alérgenos potenciales durante  el embarazo…–, pero no se ha demostrado la eficacia de estas medidas”.

VACUNAS que previenen y mejoran las alergias.
Se trata de preparados sublinguales o inyecciones. Hoy por hoy constituyen la mejor solución al asma, por ejemplo. Y ya se comercializan contra la del melocotón.
“Consiguen modificar el sistema inmunológico de forma permanente. La alergia llega a disminuir de un 20 % (si se trata de comprimidos o gotas sublinguales) hasta un 70-80 % (inyecciones)”, explican en Thedoctors.es. Hoy en día son el único tratamiento conocido que, además de mejorar los síntomas de la enfermedad y reducir las necesidades de otros medicamentos para su control, es capaz de detener su progresión. En nuestro país hay una vacuna comercializada para la alergia al melocotón y se está estudiando la de los frutos secos (avellana). También la hay para pólenes, hongos, ácaros, venenos de insectos…

¿CUÁLES SON las principales alergias que se dan en españa?*
Rinitis y conjuntivitis ........................55,5 %
Asma bronquial ........................28 %
Hipersensibilidad a los alimentos ........................14,7 %
Alergia a los medicamentos ........................7,4 %
Urticaria / angioedema ........................11 %
Dermatitis de contacto ........................4,2 %
Dermatitis atópica ........................3,4 %
Hipersensibilidad a los insectos ........................1,5 %
Otros diagnósticos alérgicos ........................6,7 %
*Fuente: seaic

Por: Toni A. Neila.

Continúa leyendo