4 cenas que curan

Te traemos 4 recetas exprés que te protegen para la última comida del día. Toma nota, ¡fácil, sano y rápido!

La última hora del día... Esa en la que no te apetece mover un músculo y tomas cualquier cosa... ¡Pues no! Apunta estas 4 recetas que ayudan a tu cuerpo a ganar en salud.

 

1- Para subir el ánimo

 

Prepara tu cena

150 g de ensalada de espinacas con 4 nueces y 30 g de queso fresco aderezada con una vinagreta balsámica de miel + 125 g de atún a la plancha + un bol de macedonia de papaya, naranja y kiwi + 1 onza de chocolate negro al 70 % de cacao.

 

 

¿Cómo te ayuda?

“Las nueces son ricas en selenio y las espinacas en ácido fólico, y ambos son necesarios para prevenir la astenia y la depresión”, explica la doctora María Teresa Barahona, experta en nutrición, de Madrid. Por su parte, el pescado azul es rico en Omega 3, “que actúa a nivel cerebral mejorando el ánimo. Y la miel posee triptófano, un aminoácido que interviene en la síntesis de serotonina, la hormona que nos va a dar bienestar. ¿El chocolate? Contiene teobromina, que es un estimulante del sistema nervioso central. Y las frutas, fructosa, azúcar que pasa rápidamente a la sangre dando energía”.

 

2- Para aliviar la digestión

 

Prepara tu cena

150 g de alcachofas con jamón (2 lonchitas troceadas) + 125 g de pechuga de pollo a la plancha + 1 yogur con manzana + 2 vasos de agua.

 

¿Cómo te ayuda?

"Las alcachofas poseen cinarina, un activo que estimula la bilis mejorando la digestión. El pollo, por ser carne blanca con bajo contenido en grasas, se digiere muy bien. Y el yogur tiene bacterias buenas, que ayudan a reponer la flora intestinal, con lo que no solo facilita la digestión sino que contribuye a subir nuestras defensas. La pectina de la manzana (su fibra), por su lado, evita el estreñimiento y así facilita el vientre plano. El agua es vital para que el organismo funcione bien y en particular para activar la digestión de los alimentos”.

 

3- Para cuidar tus neuronas

 

Prepara tu cena

150 g de ensalada con sardinitas en aceite, lechuga, tomate y aceitunas + 125 g de salmón a la plancha + 1 yogur.

 

¿Cómo te ayuda?

“El cerebro está formado en un 60 % de grasa poliinsaturada, de ahí que necesite una buena dosis de ácidos grasos. El salmón y las sardinitas poseen Omega 3, que evita la inflamación del cerebro y mejora el flujo de los vasos sanguíneos y así que el oxígeno llegue. El yogur, como todos los lácteos, es rico en calcio, cuyo déficit se relaciona con la pérdida de memoria y la aparición de la demencia”.

 

4- Para evitar el cansancio

 

Prepara tu cena

150 g de sopa de col rizada y batata + 125 g de ternera magra en salsa con patatas asadas + frutos secos (3 nueces, 5 avellanas o 5 almendras).

 

¿Cómo te ayuda?

"Las verduras de hoja verde contienen gran cantidad de vitaminas A, C, B… que nos ayudan a afrontar el estrés crónico y a prevenir la fatiga”, explica la doctora. “La ternera es una carne rica en proteínas y vitamina B12, necesaria también para que el cansancio no haga su aparición, ya que interviene en la producción de glóbulos rojos y en la de las células del sistema nervioso. Tanto las patatas como las batatas presentan hidratos de carbono de absorción lenta, es decir, aquellos que nos van a aportar energía duradera”, agrega. ¿Los frutos secos? “Son ricos en ácidos grasos buenos y en minerales (magnesio, fósforo, potasio…) necesarios en muchas reacciones químicas del organismo que, si no se llevan a cabo como se debe nos desgastan”.

Continúa leyendo