5 buenos hábitos alimenticios que poner en marcha esta primavera

Aprovecha la nueva estación para empezar a cuidar tu salud, con estos hábitos y 'tips' sencillos que te contamos aquí.

¿Quieres dar un cambio a tu vida con la llegada de la primavera y adoptar hábitos más sanos de una vez por todas? Esta nueva estación puede ser el momento idóneo para llevar una vida más saludable: ¡no tienes que esperar a la operación bikini o al verano! Aquí tienes algunos ‘tips’ muy sencillos para saber por dónde empezar. ¡Toma nota y tu salud te lo agradecerá!

Mejora tu sistema inmune con mejores nutriente

Una forma de reducir el riesgo de enfermar en primavera es fortaleciendo el organismo, estimulando su sistema inmune. Para ello existen algunos alimentos y nutrientes, que combinados con un sueño adecuado y otros buenos hábitos, pueden ayudar a mantener el sistema inmunológico de una forma óptima. ¿Cuáles son? Toma en tu dieta alimentos ricos en vitamina C como los cítricos (naranjas, pomelos…) y verduras de hoja verde. Los primeros contienen polifenoles como la hesperidina, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y vitamina C beneficia la salud inmunológica. No te olvides tampoco de tomar probióticos, que se encuentran en alimentos fermentados y en lácteos como el yogur griego o el kéfir y de productos con vitamina D (presente en las yemas de huevo, en el pescado graso y en algunas setas)

Un congelador y una nevera más sanas

¿Sabías que actualmente se venden más frutas y verduras congeladas que frescas? Lo cierto es que los alimentos congelados son nutricionalmente iguales que sus alternativas frescas, y además duran más. Por ello no es mala idea tener muchas frutas y verduras en el congelador o en la nevera almacenadas: siempre podrás contar con ellas para elaborar recetas saludables.

alimentos y hábitos
Pexels

Come más en casa

A todos nos gusta salir a comer fuera de vez en cuando… pero hazlo con moderación. Las comidas caseras son mucho más beneficiosas que las de restaurantes y bares: los platos hechos en casa suelen ser más bajos en calorías totales, en grasas saturadas y en azúcares agregados. Además, por lo general es una opción mucho más económica.

Come de una forma más sostenible

¿Por qué no te propones comer de una forma más sostenible esta primavera? Este hábito te ayudará también a mejorar tu estado de salud e incluso a adelgazar, si te lo propones. Es fácil: empieza por reducir tu consumo de carne y aumenta el de verduras y frutas. Compra cereales y legumbres a granel y aumenta su consumo, ya que son alimentos muy sanos y económicos. Se trata de llevar, de una forma general, una dieta que se parezca más a una ‘flexitariana’.

Cuida más de tu cuerpo

¿Cómo? A través de dos hábitos: el ejercicio y el sueño. Para empezar intenta llevar una vida un poco más activa, saliendo a andar todos los días o entrenando cada ciertas jornadas. Una caminata rápida, unos 10 minutos de ejercicios de fuerza o incluso actividades como el yoga pueden ser suficientes. También es importante que comiences a dar mayor prioridad a tu sueño y que vigiles tu hora de acostarte. Mejorar la calidad del sueño puede ayudar directamente a estimular el sistema inmunológico del cuerpo. Para dormir mejor evita beber alcohol por la noche e intenta incluir en tus cenas (siempre ligeras) alimentos y bebidas que promuevan el sueño, ricas en melatonina.

Continúa leyendo