5 consejos de nutrición recomendados por los científicos

Descubre los mejores trucos de nutrición probados científicamente

La ciencia suscribe el refranero popular: somos lo que comemos. El material del que están hechas nuestras células procede íntegramente de los nutrientes que ingerimos, por lo que nunca está de más vigilar nuestra alimentación para adaptar rutinas saludables que beneficien nuestra salud: comer es esencial para sobrevivir, pero hacerlo bien mejorará considerablemente nuestra calidad de vida y nos permitirá mantenernos en buenas condiciones durante más tiempo. Probablemente a lo largo de tu vida hayas escuchado una enorme cantidad de consejos de nutrición y dietética, pero la ciencia ha hablado: te enseñamos algunos de los trucos de nutrición demostrados por los científicos para que te mantengas sana.

No comas tanto azúcar

El azúcar ha demostrado ser uno de los peores enemigos de nuestra salud. Varias investigaciones han demostrado algunos de los daños que este alimento puede llegar a provocar a nuestra salud. El consumo frecuente de azúcar está ligado a enfermedades severas como obesidad, diabetes, cáncer y varios problemas cardiovasculares. Además, se ha demostrado que el consumo frecuente de azúcares refinados da lugar a una sensación de adicción similar a la provocada por las drogas, lo que puede derivar en que tomemos mucho más azúcar del recomendado (menos de 50 gramos diarios). Es importante que la mayoría del azúcar que ingerimos en el día proceda de alimentos naturales, como la fruta.

Evita las grasas trans

Las grasas trans son uno de los peores enemigos de nuestro organismo y de nuestra salud en general. La grasas trans son una variedad de grasas insaturadas elaboradas de forma artificial. Varias investigaciones han demostrado lo nocivo de este componente para la salud, hasta el punto de que Estados Unidos prohibió la comercialización de alimentos que incluyeran este tipo de grasas. Este tipo de grasa es especialmente peligrosa ya que pasa directamente a nuestra sangre, aumentando considerablemente los niveles de colesterol y triglicéridos. 

Utiliza aceite de oliva

Los aceites son imprescindibles para cocinar. Utilizar un aceite de calidad para elaborar tus platos puede suponer un antes y un después en tu salud. Varios estudios han demostrado que el aceite de oliva es una de las grasas más saludables que podemos incluir en nuestra dieta, ya que reduce los niveles de colesterol malo y previene el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes. Utilizar este aceite vegetal aportará un extra de sabor a tus platos y tu cuerpo te lo agradecerá.

Incorpora especias a tus platos

Añadir especias a tus platos los sazonará de una forma muy saludable. Hay una gran variedad de hierbas y especias que puedes incorporar a tu cocina y que te aportarán gran variedad de nutrientes. Espolvorear un poco de hierbabuena, curry, pimentón o canela a tus recetas te aportará una dosis extra de salud y además hará tus platos aún más delicioso.

Come suficientes proteínas

Las proteínas son esenciales para mantener la salud de nuestras células, ya que definen su forma y ayudan a que puedan realizar sus funciones. Si además quieres perder peso, asegúrate de incluir proteína en tu dieta, ya que aportan un efecto saciante que reduce nuestras ganas de comer. Numerosos estudios han demostrado que una dieta alta en proteínas reduce los antojos y está asociada con una menor cantidad de azúcar. 

Continúa leyendo