5 desayunos fáciles ricos en proteínas para saciarte toda la mañana

Ficha estas propuestas para empezar el día con alimentos ricos en proteínas y saciantes.

Es importante incluir proteínas en cada comida, incluido en el desayuno. Muchas personas no desayunan y aquellas que lo hacen suelen apostar por cereales, productos horneados y barras de granola ricos en hidratos de carbono, con un alto contenido de azúcares y de granos refinados, olvidando las siempre tan importantes proteínas.

Debido a que la proteína ayuda a sentirse más satisfecho durante más tiempo, consumir un poco de este macronutriente a primera hora de la mañana significa que es menos probable que comas un refrigerio a lo largo de la mañana. Por lo tanto, consumir una buena cantidad de proteínas en el desayuno puede ser útil para, por ejemplo, las personas que buscan adelgazar o perder algo de peso. En general, los expertos recomiendan tratar de consumir entre el 10 % y el 35 % de las calorías diarias de proteínas en el desayuno. ¿Y cómo lograrlo? Aquí tienes algunas ideas rica para un desayuno rico en proteínas:

Tortitas de plátano y mantequilla de cacahuete: Para preparar estas tortitas, bate dos huevos y lícualos junto a media taza de avena, medio plátano triturado, una cucharada de mantequilla de cacahuete y otra de polvo de hornear para conseguir la masa. Después, viértela en una sartén con un chorrito de aceite para ir haciendo las tortitas proteicas y termina decorándolas con tus frutas favoritas.

tortitas
iStock

Bagel con huevo y aguacate: ¡Un clásico para desayunar! Puedes preparar este desayuno con un bagel, pero también con una tostada de pan integral de tu elección. Prepara un huevo de tu forma favorita (revuelto, frito, duro, escalfado…) y tómalo con unos trozos de aguacate ligeramente salpimentado. También puedes añadir una loncha de salmón ahumado, una de bacon, de jamón serrano o de jamón york o pavo a este desayuno tan completo como sabroso y saciante.

Tortilla con champiñones, espinacas y bacon: Esta opción de desayuno te ayudará a sentirte satisfecha y llena durante toda la mañana. Prepáralo con dos huevos batidos, 1 taza de espinacas, media taza de champiñones y dos lonchas de bacon. Cocina y rehoga todos los ingredientes en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, te encantará el resultado.

Yogur griego con fruta: Esta es una receta sencilla y sabrosa y muy saludable. Para prepararla solo necesitas una taza de yogur griego (con más cantidad de proteína que el yogur clásico), un puñado de almendras tostadas y 1 taza de bayas frescas como arándanos, fresas o moras. Mezcla todos los ingredientes en un bol para conseguir un desayuno dulce y crujiente pero rico en proteínas.

Avena (oatmeal): Si te gusta la avena pero prefieres algo no tan dulce como la avena con chocolate negro o con fruta es posible que te guste esta opción. Preparar este desayuno con media taza de copos de avena, una cucharada de proteína en polvo, dos cucharadas de semillas de lino, media taza de leche de avena o de almendras y algo de fruta cortada. Puedes dejar preparado este plato la noche anterior, incluso, y guardado en la nevera

Continúa leyendo