5 razones para comer algas, el alimento de moda

A lo largo de la historia, múltiples culturas se han beneficiado de las propiedades de las algas marinas. Y es que aportan un toque diferente y enormes beneficios desde un punto de vista de la salud y la belleza. Aquí te damos 5 razones para tomarlas.

A lo largo de la historia, múltiples culturas se han beneficiado de las propiedades de las algas marinas. Y es que aportan un toque diferente y enormes beneficios desde un punto de vista de la salud y la belleza.

 

1. Constituyen una explosión de sabor, color y textura

Las algas marinas son uno de los ingredientes más versátiles en la preparación de distintos platos. Su color y textura son únicos. A diferencia de lo que la mayoría de personas creen, las algas con más sabor se producen en Europa: las gallegas carrageninas, musgo de Irlanda o los espaguetis de mar, entre muchas otras.

 

2. Son un superalimento

¿Qué son los superalimentos? Este término está en auge y se refiere a aquellos alimentos cuyo potencial nutritivo los hace interesantes para la salud.  Las algas marinas tienen, por ejemplo, hasta diez veces más calcio que la leche. Por eso son ideales para prevenir la ostoeporosis. Además, gracias a sus altos niveles de fibra, ayudan combatir el estreñimiento (tienen más fibra que la ciruela pasa).

 

3. Poseen muchos nutrientes

El concepto “bomba” rara vez se usa con una connotación positiva en gastronomía, pero en el caso de las algas sí: tienen una alta concentración de nutrientes, vitamina A, D, E, B1, B2, vitamina C, fósforo, potasio, hierro, yodo, fibra, sodio y pequeñas cantidades de proteínas vegetales. En definitiva, son una “bomba” de nutrientes que ayudan a regular la dieta y que se caracterizan por su efecto positivo sobre el organismo. Además, algunas variedades pueden aportar hasta un 48 % de proteína.

4. Purifican tu cuerpo

El consumo de algas marinas en cantidades controladas es el mejor detox, ya que la composición del agua del mar se parece a la de la sangre humana. Algunas de sus propiedades son alcalinizar la sangre, estabilizar sus niveles de azúcar, limpiar el sistema linfático, estimular el funcionamiento de riñones e hígado y reducir la absorción de metales pesados.

 

5. Adelgazan y embellecen

Es importante sentirse bien por dentro y por fuera. Las algas marinas no sólo contribuyen al bienestar interno del organismo. También son diuréticas, adelgazan y disuelven las concentraciones de grasa. Además, protegen la piel de los rayos UV y la contaminación, y mantienen el cabello y las uñas en un estado muy saludable.

 

Con información de Barceló Hoteles.

CONTINÚA LEYENDO