5 razones para patinar

Es uno de los ejercicios más completos y divertidos. Sola o en familia, disfrutarás mientras te pones en forma.

Adelgazar y ponerse en forma nunca fue tan divertido. Únete al mundo roller, súbete a los patines y... ¡deja que todo vaya rodado!

 

1- Es divertido y eficaz

 

La Organización Mundial de la Salud sitúa este deporte entre los cuatro más efectivos para quemar calorías y perder peso (por delante de la natación, el tenis o la bicicleta). “Además, es un deporte apto para todas las edades”, asegura Cristina Ortiz, la 15 veces campeona de España de patinaje.

 

2- Consigue reafirmar glúteos y muslos

 

“Hay unos ‘simpáticos’ músculos (glúteos y abductores) que a las mujeres nos traen de cabeza”, dice Cristina; “el impulso y la recogida posterior del patinaje permiten poner en forma ese grupo muscular. Así que patinar tres veces por semana durante algunos meses es suficiente para lograr unos glúteos tonificados y reforzar la cara interna del muslo".

 

3- Resulta rentable

 

“Para deslizarte solo necesitas unos patines y un kit de protección”, afirma Carolina Hernández, entrenadora nacional de patinaje de velocidad. “Por un módico precio, puedes conseguir todo lo necesario. Eso sí, busca asesoría profesional a la hora de elegir".

 

4- Refuerza la cadera

 

Mantenerla ágil y flexible es muy importante, sobre todo para evitar lesiones futuras e, incluso, para prevenir la aparición de la osteoporosis. “Además, a cierta edad, cuando los huesos se debilitan, este deporte es una disciplina estupenda para mantener los ligamentos y músculos en buena forma”, dice Cristina.

 

5- Se puede practicar en familia

 

Una de las grandes ventajas es que es apto para todas las edades. “Aunque parezca difícil, es más sencillo de lo que uno imagina. Además, a los más pequeños les ayuda a desarrollar el sentido del equilibrio y en general su autonomía, puesto que les enseña a caer, a saber levantarse y seguir adelante”.

 

Siempre protegida

 

Necesitas un casco

Tengas la experiencia que tengas, es imprescindible. No es obligatorio, pero no sabes cuándo te puedes encontrar una piedrecita o bache en el camino.

 

No salgas sin rodilleras, coderas y muñequeras

Siempre son necesarias y mucho más si eres novata. A medida que tengas experiencia, puedes cambiar las protecciones por unas más blandas que faciliten los movimientos y te permitan patinar más ligera.

 

No te juegues la piel

Al igual que proteges las articulaciones, la piel necesita mimos (haga sol o esté totalmente nublado). Utiliza un fotoprotector waterproof para minimizar los efectos de una excesiva sudoración o una fórmula sun sport. Contiene filtros de amplio espectro.

Continúa leyendo