5 recetas con higos que te sorprenderán

Estas cinco elaboraciones que hemos probado en primera persona son un ejemplo inmejorable de la versatilidad de la fruta que nos alegra cada año el final del verano.

Pexels
Pexels

Los higos ya están aquí… pero no durarán mucho, así que es hora de ponerse las pilas y no dejar que se escapen las pocas semanas en las que puedes disfrutar de este manjar de final del verano cuyas diferencia con sus primas hermanas las brevas ya te contamos hace algunas semanas.

Los higos, morados y verdes, están ricos solos, al natural, siempre. También si los combináis con elementos salados como el jamón ibérico o un queso curado, pero por muchos años que llevemos comiéndolos seguimos, en general, infravalorando su versatilidad, que es enorme. 

Para demostrártelo, hemos recopilado cinco de las ideas más originales, ricas y provechosas que hemos probado de cuantas publican los cocineros más mediáticos de las redes sociales. Verás que hay un poquito de todo, desde recetas completas a trucos específicos para conservarlos más tiempo. Y, de verdad, todas merecen muchísimo la pena. 

Mermelada de higos y naranja

La compotas y mermeladas de higo son un clásico, pero puedes añadir un punto de riesgo y originalidad si sigues los pasos de esta receta de Gloria Carrión, ‘La Gloria vegana’ en redes sociales. 

Necesitarás medio kilo de higos, una manzana pelada, el zumo de una naranja, dos cucharadas de sirope de agave u otro edulcorante al gusto, una de canela en polvo y un cuarto de jengibre en polvo (opcional). 

Trocea los higos y la manzana y en una olla a fuego bajo junto al resto de ingredientes cocínalos durante 30 o 40 minutos. Tritura con la batidora, guarda en botes herméticos y enfría y conserva en la nevera un mes como máximo, dice su autora. 

Tarta de higos con mascarpone

Las tartas dulces y quiches saladas abundan en temporada de higos y entre las muchas versiones ricas que hemos probado hemos optado por compartir contigo una de las más sencillas… y también más ricas. 

Es de Delicious Martha y lleva una lámina de hojaldre, azúcar moreno al gusto, un huevo para pintar, 150 ml de nata para montar (35% de materia grasa), 250 gramos de queso mascarpone, una cucharadita de vainilla, otra de miel y 250 gramos de higos aproximadamente. 

Para que nada falle de la tarta de mascarpone con higos, una versión riquísima de la mezcla clásica de yogur estilo griego con esta fruta de finales de verano, debes seguir paso por paso lo que la conocida cocinera marca aquí

Higos en conserva de vinagre balsámico

Esta tercera recomendación para aprovechar la temporada de higos no es una receta, sino una idea para estirar su vida más allá de su temporada natural. Es de Laura López Mon, inspirada según afirma ella de una receta original de la región italiana de Emilia Romagna, y consiste en conservar los higos en una mezcla con miel, agua, un chorrito de vinagre balsámico y hierbas frescas como el romero y el tomillo.

Lava y seca medio kilo de higos y esteriliza los tarros donde vayas a conservarlos. Previamente, coloca 425 gramos de miel y medio litro de agua a cocer a fuego lento hasta que hierva, añade los higos un minuto y pásalos al tarro esterilizado hasta cubrir por completo todos los higos con vinagre balsámico. Añade las hierbas y “Guarda el tarro en un sitio fresco, seco y oscuro durante al menos 4 semanas antes de consumir. Puedes conservarlo así hasta 12 meses. Una vez abierto, guarda en el frigorífico”, dice la famosa influencer culinaria.

Funcionan de maravilla en ensaladas, pasta, entrantes y como acompañamientos de fiambres y quesos, incluso del pollo a la plancha. 

Porridge de quinoa con higos

Tere Marín, Las María Cocinillas en las redes, nos propone un desayuno o merienda de lo más nutritivo y rico para aprovechar esos higos que te han sobrado de las recetas anteriores. Para dos personas, necesitarás 40 gramos de quinoa, 100 ml de bebida vegetal al gusto o leche (también puedes hacerlo con agua), un trozo de jengibre y una cucharadita de cúrcuma. Una vez hidratada la quinoa, deberás hervirla durante 12 o 13 minutos con el resto de ingredientes. 

Esta base del porridge se complementa con una crema de higos hecha con cuatro o cinco higos maduros, edulcorante tipo panela (una cucharadita) y el zumo de medio limón. Solo tendrás que lavar los higos y triturar todo hasta conseguir la textura deseada. Para servir, añade más fruta al gusto, un poquito de miel si te gusta muy dulce o algo que le aporte crujiente, como frutos secos o granola. 

Ensalada de garbanzos con higos, parmesano, brotes, tomates cherry y pipas

Para que veas que no todo son recetas dulces con higos, te traemos como ejemplo de un plato salado en el que juegan un papel imprescindible esta ensalada de garbanzos de Paola Freire Gómez-Chao (Foodtropia en Instagram) que es una sorpresa maravillosa de final de verano. Y si tienes invitados en casa, el resultado final no solo está rico sino que también es muy pintón. 

Mezcla 300 gramos de garbanzos cocidos con 3 higos picados (o cuatro o cinco si te gustan mucho), 150 gramos de tomates cherry picados a la mitad, 70 gramos de parmesano en lascas, un puñado de brotes tiernos, pipas de calabaza y girasol y un aliño a base de miel, aceite de oliva virgen extra y vinagre balsámico y tendrás ensalada de cabecera para la temporada de higos (y de brevas, con las que también se puede hacer).

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo