5 tipos de hombres tóxicos. Manual de uso

¿Estar con él te provoca malestar emocional? Y, lo peor, ¿consigue que acabes sintiéndote mal contigo misma? Es posible que él sea uno de esos 5 hombres tóxicos.

¿Estar con él te provoca malestar emocional? Y, lo peor, ¿consigue que acabes sintiéndote mal contigo misma? Es posible que él sea uno de esos 5 hombres tóxicos. Aprende a neutralizarlo.

1-El volcán engañosamente dormido. Es un clásico, el tipo de hombre que va aguantando sin manifestar sus disgustos, pero al mismo tiempo registra cada asunto milimétricamente… y un día ¡boom! estalla su ira e incendia todo lo que le rodea.

¿Qué funciona con él? La técnica de la confrontación directa y las preguntas tranquilas. Para que él sepa que no vas a ser su víctima, descríbele lo ocurrido, enumerando los hechos y contándole cómo te has sentido. Hazle saber abiertamente lo mucho que te han molestado sus palabras. Ofrécele la oportunidad de sacar sus sentimientos negativos hacia ti y que mantiene ocultos.

2-El arrogante y engreído. Ni por un minuto duda de lo que pasa por su mente, porque él sabe más, tiene mejores ideas que nadie y su estilo de vida es el que todo el mundo debería seguir. Más que hablar contigo te habla a ti. ¿Te suena?

¿Qué funciona con él? La técnica del humor. Ante cualquier comentario tóxico que te lance, echa mano del humor. Da igual si él lo recibe bien o no, el objetivo es que te rías tú porque eso lo desarmará: es muy difícil ofender a alguien que se anticipa riéndose de sí mismo. Si sus comentarios despectivos no te afectan, reducirás la posibilidad de que se repitan y eso le llevará a calmarse.

3-El déspota controlador. Tiene muy claro lo que te conviene. Y por eso te dice en cada momento lo que tienes que hacer. Si intentas desafiarle, la furia de su inseguridad tomará las riendas y tendrás que salir corriendo. él?

¿Qué funciona con él? La técnica del espejo. Caracterizado por su agresividad verbal y su gran hostilidad, necesita que alguien le demuestre qué se siente cuando se utilizan esas miras armas. En algunas ocasiones se sorprenderá, no entenderá de qué va la cosa ni creerá que haces referencia a él (así de inconsciente es su conducta).

4-El hombrecillo sin iniciativa. Vive con miedo, sin reivindicar sus ideas ni a sí mismo -por lo que no esperes que haga otra cosa contigo-. Es como una orejita que sigue al rebaño. 'Tal vez', 'quizá', 'puede ser'… son sus expresiones favoritas.

¿Qué funciona con él? La técnica de los gritos. Tal vez tú formes parte de ese grupo de mujeres a las que les resulta muy difícil este método porque han aprendido desde pequeñas que nosotras no debemos chillar para no ser catalogadas como histéricas. Pero tienes que convencerte de que, en este caso, subir el tono de voz cumple un objetivo positivo: reivindicarte a ti misma, así que date permiso. Es tu modo de poner fin a las manipulaciones y pasar a la acción constructiva.

5-El victimista autodestructivo. No le preguntes si el vaso está medio lleno o medio vacío. Ya sabes su respuesta. Se siente una víctima indefensa ante las circunstancias, incapaz de hacer nada por cambiar su suerte. Y es que cuando se mira al espejo ve a su peor enemigo.

¿Qué funciona con él? La técnica de dar amor y y tratar con amabilidad. Si te ves capaz de transformar tu ira en compasión, te será enormemente poderosa. Para generarla dentro de ti, tendrás que centrarte en la falta de amor y atención que la mayoría de los hombres tóxicos -y estos en particular- arrastran desde la infancia. Comprender su motivación te ayudará a liberar tu enfado; él, al sentirse comprendido, recapacitará.

 

- Por: P. Rosado.

Continúa leyendo