5 virtudes de la alcachofa

Ya conoces sus propiedades diuréticas y adelgazantes, pero ¿sabías que tiene otras facultades terapéuticas muy interesantes? Descubre por qué esta flor comestible favorece el crecimiento de las bifidobacterias, es hepatoprotectora, regula la glucosa...

5 virtudes de la alcachofa

Ya conoces sus propiedades diuréticas y adelgazantes, pero ¿sabías que tiene otras facultades terapéuticas muy interesantes?

 

Descubre por qué esta flor comestible favorece el crecimiento de las bifidobacterias, es hepatoprotectora, regula la glucosa...

 

1. Mejora la salud intestinal

Como la achicoria o los espárragos, la alcachofa contiene inulina. “Es un fructooligosacárido con efecto prebiótico (estimula el crecimiento de las bacterias que benefician al intestino y frena el crecimiento de las perniciosas)”, explica Gabriela Goltbi, nutricionista de Genomic Genetics.

 

La inulina también favorece el correcto estado de la masa ósea. Este nutriente funcional propicia la absorción del calcio y de las vitaminas del grupo B.

 

2. Descongestiona el hígado

Gracias a la cinarina y la cinaropicrina, compuestos que, además de dar a la alcachofa su característico sabor amargo, alivian la sobrecarga hepática.  ¿Cómo? “Consiguen que la bilis (un líquido segregado por el hígado y que interviene en la digestión) sea más fluida y asimile mejor alimentos grasos”. Estas sustancias también benefician si tienes halitosis (mal aliento) o pesadez. Toma la alcachofa en infusión.

También te puede interesar:

3. Frena la diabetes

La inulina  también es hipoglucémica. Es decir, regula los niveles de azúcar en sangre. “Los diabéticos toleran bien este prebiótico natural, ya que forma fructosa, un azúcar asimilable sin necesidad de que intervenga la insulina (la hormona que regula la glucosa)”.  También estimula la presencia de  macrófagos (células protectoras).

 

4. Previene el estreñimiento

Es una excelente fuente de fibra soluble e insoluble. “La primera, al aumentar el volumen de las heces, propicia el tránsito intestinal y tiene efecto saciante. En cuanto a la segunda, al llegar sin degradar al intestino grueso, estimula la movilidad gastrointestinal,  facilita el proceso de evacuación y protege el colon de posibles procesos tumorales futuros”.  ¡Ojo! Si la fibra te causa flatulencia, termina la comida con una tisana carminativa (anís verde, hinojo, poleo menta...).La fibra también favorece el control del peso, porque alarga el vaciado gástrico evitando los picos de hambre y posibles atracones.

 

5. Ayuda a controlar el colesterol

Contiene esteroles vegetales. Son sustancias con efecto hipocolesterolemiante: “Tienen la capacidad para limitar la absorción del colesterol por el tracto digestivo, lo que causa un descenso de su concentración en sangre. Al favorecer su metabolismo, reducen la posibilidad de que el colesterol se acumule en las paredes de las arterias y cause trastornos cardiovasculares”.   Los esteroles también multiplican  los efectos de la fibra y del cinarósido, un flavonoide que contiene la alcachofa y es antiinflamatorio.

CONTINÚA LEYENDO