6 alimentos para deportistas

¿Has comenzado a practicar ejercicio este septiembre? Te descubrimos los nutrientes que necesitas en tu dieta.

Volvemos a la rutina y queremos eliminar los excesos del verano. El picoteo, los fritos, las cenas tardías… Muchos recurrimos al ejercicio para recuperar la figura después de las vacaciones, y la alimentación es fundamental para conseguir nuestro objetivo y cubrir todas nuestras necesidades energéticas y nutritivas. Nada de 'dietas milagro' ni ayunos interminables. Estos son los alimentos que necesitas para disfrutar de esa clase de spinning o de tu media hora diaria de running.


Plátano


Es un imprescindible en la dieta de cualquier deportista. Perfecto para consumir antes de hacer ejercicio porque nos aporta ese extra de energía necesario, o después para recuperar vitaminas y minerales fundamentales para nuestro organismo como el potasio que evita la aparición de calambres musculares.


Arroz integral


Esta fuente de carbohidratos complejos suma a nuestra alimentación proteínas, energía, fibra y otros nutrientes esenciales. Acompaña tus comidas y cenas con un bol mediano de este producto o inclúyelo en tus desayunos. ¿Cómo? Un delicioso arroz con leche desnatada o salteado con frutas y pasas… Es el protagonista perfecto para nuestra primera comida del día, sobre todo si vamos a hacer ejercicio durante la mañana.


Frutos secos


¿Los mejores? Las nueces y las almendras. Un puñado equivalente a 20 gramos nos proporciona una dosis necesaria de grasas insaturadas saludables para nuestro organismo, además de añadir magnesio, fibra y vitamina E a nuestra dieta. Puedes disfrutar de ellas en tu yogur de media mañana o como ingrediente fundamental en tus ensaladas.

Carne magra


Muy recomendable para cubrir nuestras necesidades de proteína diaria. Pollo, pavo, jamón ibérico… No solo pueden formar parte de las comidas principales, también son perfectos para nuestro snack de media mañana o en la merienda. ¿Y en el desayuno? Una tostada de pan integral con aceite, tomate y jamón te proporciona todos los nutrientes necesarios para comenzar el día. Y no olvides tu ración de proteínas en la cena, acompañado de un buen plato de verduras salteadas.

 

Huevos


Y si hablamos de proteínas este alimento también es fundamental para nuestra dieta. Además, contiene aminoácidos esenciales que ayudan a regenerar y recuperar el músculo después de la actividad física. Lo puedes incorporar a tu alimentación de muchas maneras: desde una tortilla con jamón y espinacas para una cena ligera, hasta unos buenos huevos revueltos para acompañar tu tostada con aguacate de media mañana, sin olvidar el huevo cocido para las ensaladas. ¡Tú eliges!


Chocolate


No podemos olvidarnos de la parte más dulce de la dieta. Y el chocolate es la mejor opción si realizas ejercicio físico frecuentemente. Aparte de proporcionar una buena dosis de energía, nos aporta antioxidantes que reducen la inflamación de los tejidos y disminuyen el colesterol. Disfruta de una onza a la hora de la merienda, pero, recuerda, siempre negro. El resto de chocolates, como el blanco o el que incluye leche, tienen una mayor cantidad de azúcares añadidos.


¿Y qué me perjudica?


Además de intentar reducir todo lo posible la ingesta de alimentos como bollería industrial, comida preparada y fritos por la gran cantidad de grasas poco saludables y azúcares que aportan, hay que tener cuidado con productos como barritas energéticas, batidos de proteínas… Parece que son perfectos para cubrir nuestras necesidades, pero en muchos casos también contienen añadidos que no nos benefician y los nutrientes que necesitamos los podemos obtener perfectamente de alimentos que están presentes en nuestra alimentación diaria.


Por: Irene Sastre

También te puede interesar:

Continúa leyendo