Salsas saludables: 6 recetas para repetir sin remordimientos

¿Quieres preparar salsas más saludables y bajas en calorías? Ficha estas seis propuestas.

salsas

Salsas primaverales para todos los gustos.

A menudo tenemos tendencia a aliñar nuestros platos con calóricas salsas que no aportan nada más que calorías vacías y muy pocos nutrientes. Te acercamos algunas alternativas a estos condimentos que podrás elaborar tú misma o comprar de un modo práctico o rápido.

También te puede interesar:

Mayonesa de zanahorias: una salsa súper saludable que puede sustituir a la tan calórica mayonesa es la mayonesa de zanahorias. Si quieres realizarla tú misma tendrás que pelar y cortar las zanahorias en rodajas y cocinarlas hasta que ya estén tiernas, dejar enfriar y licuar con el resto de ingredientes: aceite de oliva, un diente de ajo, sal y zumo de limón. El resultado será una mayonesa de zanahorias baja en calorías y con un sabor inmejorable.

Salsa tahini: se trata de una salsa muy poco calórica realizada a base de de semillas de sésamo. Lo que la convierten en un condimento con un alto contenido en calcio, hierro, fósforo, potasio y proteínas. Ideal para aliñar cualquier plato.

Crema de vinagre: la crema de vinagre puede ser la sustituta perfecta a las salsas más calóricas del mercado. Tiene un contenido calórico de tan sólo 18 kcal por ración y un gran sabor. Si se toma con moderación se convertirá en el aliño perfecto para tus platos.

Zumos de frutas rojas: haz una vinagreta con zumos con de frutas rojas como las moras, las fresas o las frambuesas. A nivel nutricional son muy saludables porque aportan sustancias capaces de mejorar función cognitiva y hacer que se metabolizan mejor los azúcares y las grasas.

Vinagreta de mostaza: Una cucharada de vinagreta de mostaza puede ser un condimento sabroso y muy nutritivo ya que contiene grandes dosis de vitamina C, tanto es así que una sencilla cucharada es capaz de aportar el 13 % de la ingesta de referencia de vitamina C al día. Además es un producto que suele contener menos azúcares que las mostazas tradicionales así que es ideal para cuidarse.

Apuesta por todo tipo de especias: las especias no aportarán a tus platos ni grasas ni calorías y sí antioxidantes y minerales como el calcio. Así que no lo dudes porque algunas como el cilantro, perejil, apio, orégano, albahaca y el tomillo son de lo más versátiles y quedarán genial en ensaladas, pescados, carnes y pastas.

 

Información ofrecida por Lola Market

CONTINÚA LEYENDO