6 beneficios de tomar café

Son muchas las personas que disfrutan al tomar café. Si eres una de ellas, te gustará conocer sus beneficios.

A pesar de su mala prensa, está más que demostrado que consumir café de forma frecuente tiene multitud de beneficios para la salud. Diferentes estudios han demostrado que su consumo se asocia con menor riesgo de sufrir determinadas enfermedades entra las que destacan las enfermedades cardiovasculares, algunos problemas mentales, como Párkinson, depresión o Alzhéimer, diabetes tipo II y enfermedad hepática, entre otros.

Antes de adentrarnos en los beneficios que de esta bebida es importante saber qué es el café. Se trata de una mezcla de más de 1.000 compuestos bioactivos, entre los que destaca una que conocemos muy de cerca: la cafeína. Algunos de estos compuestos tienen poderes antioxidantes, antiinflamatorios, antifibróticos... Esto hace que se trate de una bebida que puede aportar los siguientes beneficios a nuestro cuerpo:

1. Es un poderoso antioxidante

El café es, junto con el , una de las bebidas más ricas en polifenoles que refuerzan nuestras defensas y atrapan los radicales libres, protegiendo las células contra el estrés oxidativo y nuestro sistema cardiovascular. Pero atención, es cierto que tomar café tiene beneficios, pero no te excedas bebiendo demasiado. 

2. Es fuente de minerales

Su interés no se limita a la cafeína. Según la variedad (robusta, arábica), la torrefacción, la preparación, contiene también restos de glúcidos, proteínas, lípidos, minerales y vitamina B.

3. Mejora la resistencia

En dosis moderadas (3-4 tazas), la cafeína tiene efectos positivos sobre los reflejos, la vigilancia y la percepción. Cuando se practican deportes, mejora la resistencia y aumenta la contracción muscular, movilizando las reservas de grasas.

4. Es ideal antes de la siesta

Si se beben una o dos tazas de café filtrado antes de hacer un sueño corto (siesta dinamizante), como el plazo de acción de la cafeína es de 10 a 30 minutos, su absorción no afecta al adormecimiento y, sin embargo, permite despertarse en plena forma.

5. Los jóvenes lo pueden tomar en pequeñas dosis

Los adolescentes pueden tomar un tazón de leche con algo de café por la mañana, porque los más jóvenes son menos sensibles que los adultos a la cafeína y, por otra parte, porque los efectos secundarios de tomar café no aparecen a no ser que se tomen más de 300 mg al día. De hecho, basta con reducir el consumo de refrescos con cola, ricos en cafeínas y azucarados.

6. No crea dependencia

La cafeína no activa el circuito cerebral ligado a la dependencia. Sin embargo, un consumo de más de 5-6 tazas diarias puede provocar efectos negativos (insomnio, nerviosismo) y favorecer otras adicciones, como el consumo de alcohol o tabaco.

7. Ayuda a la microbiota

A la microbiota, o lo que antes llamábamos flora intestinal, es decir, esas bacterias buenas que tenemos en el cuerpo y que es muy interesante mantener en plena forma, le gusta el café. Y es que parece que los compuestos fenólicos presentes en esta bebida sirven de alimento para dichas bacterias. Parece ser que el café tiene un efecto similar en la microbiota que el consumo de frutas y verduras. Por lo tanto, esta bebida actuaría como prebiótico, alimentando a las bacterias buenas de nuestro sistema intestinal.

Continúa leyendo