Trucos para comer más verduras y fruta esta primavera sin darte casi cuenta

¿No tomas suficientes verduras y frutas en tu día a día? Aquí tienes algunos trucos y consejos sencillos para aumentar su ingesta casi sin darte cuenta.

Hemos leído muchas, muchísimas, veces eso de que es necesario comer al menos cinco raciones de frutas y de verduras al día… pero no siempre lo cumplimos. Según diversos estudios, como el del National Fruit and Vegetable Alliance, una asociación federal, industrial y de consumidores de Estados Unidos, los adultos están muy lejos de consumir las raciones de frutas y verduras deseadas en una dieta saludable. Tampoco niños o ancianos comen las cantidades que deberían… Esto grupos de alimentos aportan vitaminas antioxidantes y minerales de alta calidad como el magnesio, el hierro o el calcio al organismo, de ahí su importancia. Y tú, ¿consumes frutas y vegetales a diario? ¿Crees que deberías tomar aun más? Aquí tienes seis formas sencillas y fáciles de comer más alimentos de este tipo casi sin darte cuenta. ¡Toma nota de estos trucos!

Usa frutas y verduras en salsas, sopas y guisos: Son excelentes para camuflar sabores que no te gusten, por ejemplo, ya que suelen pasar desapercibidas entre otros. Ralla las piezas y saltéalas, tritúralas… Y no es necesario que las ‘ocultes’ y las pases para que tengan un buen sabor. Las salsas para pasta y ensaladas y los aderezos en platos de carne son buenaos ejemplos de dónde puedes incluir estos ingredientes. Tampoco te olvides de cremas y sopas frías, perfectas para este época del año, como el salmorejo o el gazpacho, hecho con tomate y otras verduras saludables.

Bebe las verduras y frutas: Smoothies y batidos caseros de frutas y verduras pueden proporcionarte un par de porciones de estos alimentos en solo unos tragos y saciarte durante un buen tiempo. Incluso puedes ‘ocultar’ verduras como zanahorias en los batidos sin que sepan a ellas. Prueba a combinar distintos alimentos en estas bebidas: kale, espinacas, kiwi, naranjas, fresas, mango, plátano, moras...

smoothies
Pexels

Usa frutas y verduras en el horno: Hornea verduras y frutas en magdalenas, panes y pasteles. Sí, puedes preparar pan de calabacín y muffins de plátano, tarta de manzana, tarta de zanahoria, magdalenas con avena, fresas y moras… Definitivamente esta puede ser una buena forma reemplazar productos horneados que generalmente tienen un alto contenido de aceite y grasa por otros un poco más saludables y completos.

Toma crudités: ¿Los has probado? Los crudités de zanahoria o pepino están buenísimos y son refrescantes para el verano. Puedes dipearlos en salsas de yogur, en queso crema bajo en grasa o en nuestra opción favorita, ¡en hummus con un poco de pimentón!

Tómalas en el postre: Si no sabes cuando tomar la fruta, por ejemplo, hazlo después de comer, en el postre, cuando ya estés sentada a la mesa. ¡Te costará menos! Puedes darte un capricho y probar un helado de fresa natural, un yogur con arándanos, chocolate con naranja, rodajas de pera o manzana con cacao...

Experimenta con ellas: No te resignes a comer frutas y verduras "directamente". ¡Atrévete a probarlas de formas originales! Realiza salteados completos, ensaladas diferentes, revueltos, pasteles o empanadas, platos horneados, cremas y purés… ¡Te encantará descubrir nuevas texturas y sabores!

Continúa leyendo