6 propiedades del vino que desconoces

Sabes que el vino es una bebida completa, que degustarlo produce un inmenso placer e invita al encuentro, pero quizás desconozcas que una ingesta moderada tiene efectos saludables. ¿Quieres descubrir las propiedades del vino y sus virtudes?

El vino, esa bebida del dios Baco, es muy completo, acompaña perfectamente una gran variedad de comidas, se puede utilizar para cocinar, puede ser blanco, rosado o tinto, pero, sobre todo, se ha demostrado que tiene beneficios para la salud. Te hablamos de las propiedades del vino y de por qué es buena idea tomar una copa de vez en cuando. 

1. Es un aliado del corazón

El vino posee cualidades cardioprotectoras. “Limpia las arterias, porque eleva el HDL, ‘bueno’, y baja el LDL, ‘malo’ (el que se deposita en la pared arterial y la estrecha). Además, es un efectivo vasodilatador. Evita la formación de trombos y, por lo tanto, minimiza los posibles accidentes cerebrovasculares”, dice Itziar Digón, nutricionista de Tacha

2. Mantiene la boca sana

Otra de las propiedades del vino es ayuda a mantener la boca sana. Según explica Marta Busquets, miembro de Saluspot y especialista en nutrición, “esta bebida contiene polifenoles que evitan el crecimiento de las bacterias (que son las que contribuyen a la formación de placa en las encías y los dientes y aquellas que causan dolor de garganta)”.

3. Frena los efectos del sedentarismo

No hay que entenderlo mal, ya que no significa que el vino sustituya al ejercicio, pero es una forma de contrarrestar el deterioro que produce el reposo continuado. Lo consigue gracias el resveratrol (un polifenol que mantiene la masa y la fuerza musculares).  “Además”, dice Busquets, “contiene un gen que moviliza las grasas”.

4. Mejora la agilidad mental

Es un excelente protector cerebral. “Diferentes estudios  indican que, por su alto contenido en antioxidantes (que se relacionan con la capacidad de frenar el envejecimiento prematuro), tiene efectos neuroprotectores”. ¿Cuáles? “Reduce el riesgo de sufrir algún tipo de demencia”, precisa Digón. “También”, apunta Busquets, “favorece las capacidades cognitivas”.

5. Favorece la digestión

Científicos del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) de la Universidad Autónoma de Madrid han identificado 11 bacterias enológicas con propiedades probióticas. Éstas excluyen patógenos y bacterias dañinas y fortalecen la flora intestinal, beneficiando al complejo proceso digestivo.

6. Es un ‘medicamento’ natural

El vino frena síntomas alérgicos por los flavonoides que contiene. “Contrarresta la respuesta alérgica (rinitis, estornudos, picor...), pero nunca debe tomarse con fármacos antialérgicos  (interaccionan con el alcohol)”, precisa Digón. También tiene interesantes propiedades antibacterianas y sintetizadoras. “Reduce los microorganismos nocivos presentes en los alimentos y ayuda a metabolizar las proteínas”.

7- Libera endorfinas

Al beber vino liberamos endorfinas, lo que da lugar a que se produzca una sensación de bienestar y de sensación placentera. Este argumento ha sido demostrado por expertos de la Universidad de California. 

 

Si quieres adentrarte en el mundo del vino y saber cómo degustarlo, te recomendamos leerte nuestro artículo "Pasos básicos para catar un vino".  

A continuación, puedes ver un vídeo muy esclarecedor sobre las propiedades del vino y sus virtudes. Seguro que después de verlo te animas a tomarte una copita. Eso sí, siempre hay que consumirlo con moderación, ya que se trata de una bebida alcohólica. 

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO