7 claves para evitar el efecto yo-yó

La elección del yo-yó como elemento visual para ilustrar el proceso de pérdida de peso y posterior ganancia resulta muy acertado.

Bajamos de peso rápido y con fuerza. Al lograrlo, se produce un momento de relajación, en el que nos abandonamos y comenzamos a comer de todo de nuevo. En la subida del juguete infantil está la ganancia.

Ana Bellón, experta en nutrición y directora de Centro Médico Bellón, explica que la lucha contra la obesidad, si se tiene tendencia a padecer sobrepeso, o la necesidad de sentirse más ágiles y saludables, son una forma de vida, no una moda, ni una necesidad puntual según el calendario y las modas del momento.

Para mantener un peso saludable, tras haber realizado una dieta, es necesario practicar ejercicio y mantener las revisiones con el profesional que te ha guiado en el proceso.

Al margen de que cada persona esté siguiendo un régimen alimenticio concreto, la dieta mediterránea es la clave. Teniendo en cuenta la proporción entre masa grasa y magra del cuerpo (músculo y grasa), si el paciente tiene algún indicador biológico elevado como el colesterol, los triglicéridos o el azúcar y sus hábitos diarios, se debe ingerir todo tipo de alimentos. Proteínas, por supuesto, verduras y frutas, con representación mayoritaria, e hidratos, a poder ser complejos.  En cuanto al azúcar, nada de dulce si queremos adelgazar, según Ana Bellón.

Recomendaciones para una buena dieta

La doctora también nos deja estas recomendaciones relacionadas con las costumbres diarias:

1.- No pases hambre. El organismo, tal como se ha explicado arriba, tomará nota y “guardará para cuando no haya”.

2.- No te saltes ninguna comida. Cena ligero, pero toma algo antes de acostarte. Mejor proteína y verdura. Pescado, a ser posible.

3.- Nada de alimentos light, que nos incitan a consumir más cantidad ante la falsa creencia de que no engordan.

4.- Si no puedes pasar sin el pan, busca el de “masa madre”, artesanal, el que tiene agujeros en la miga.

5.- Los cereales que sean integrales y los frutos secos, sin tostar.

6.- Compra los lácteos desnatados.

7.- Y, por último, recuerda, muévete: haz deporte o simplemente camina, pero muévete.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo