7 consejos para evitar los resfriados

Los expertos recomiendan evitar los cambios bruscos de temperatura y tomar preparados farmacéuticos con própolis.

Los expertos recomiendan evitar los cambios bruscos de temperatura y tomar preparados farmacéuticos con própolis.

 

La mayoría de los resfriados suelen afectar en primer lugar a la garganta. De hecho, según un análisis publicado en la revista Rhinology, el dolor de garganta es el síntoma que presagia la aparición de un catarro.

 

Además, la tos suele ser más molesta al final de éste. “Por eso es importante cuidar tanto la voz como la garganta, ya que las molestias que pueden aparecer primero como dolor, escozor, picor o irritación, suelen preceder a síntomas como la fiebre, la congestión nasal, dolor de cabeza o malestar general, los más comunes del resfriado”, indica el doctor Primitivo Ortega, jefe del Servicio de ORL del Hospital de Móstoles (Madrid).

Claves para proteger la garganta

El doctor Ortega, junto con INFITO (infito.com) ha elaborado 7 claves para proteger la garganta frente a los resfriados:

 

1. Beber mucho líquido: es importante que la garganta esté bien hidratada para proteger la mucosa y las cuerdas vocales de agentes infecciosos.

 

2. Llevar una dieta sana: con alimentos que permitan fortalecer las defensas, especialmente frutas y verduras ricas en vitaminas (sobre todo vitamina C) y minerales que activan el sistema inmunológico y lo protegen de agentes externos.

 

3. Aumentar la higiene: es fundamental prestar especial cuidado a la limpieza y lavado de manos de manera frecuente, utilizar un pañuelo al toser o estornudar y no compartir determinados útiles o prendas de ropa para evitar el contagio.

 

4. Fortalecer las defensas con própolis o echinácea: la toma de preparados farmacéuticos de origen natural como el própolis o la echinácea puede resultar eficaz para activar el sistema inmunológico y por tanto protegerlo y prevenirlo de los virus de la gripe y el resfriado. El própolis resulta muy útil en los cuidados de la garganta protegiéndola frente a irritaciones, afonías o ronqueras.

 

5. Usar bufanda y ropa de abrigo: hay que abrigarse bien, permitanro lo justo y con ropa transpirable. El uso de la bufanda o pañuelo puede resultar útil en los días con más frío.  Sin embargo, un exceso de ropa puede ser perjudicial de cara a los continuos cambios de temperatura del día a día, que deberían evitarse en la medida de lo posible.

 

6. Descansar: para la garganta es fundamental un correcto descanso, no forzar la voz, evitar el carraspeo y la tos brusca, no gritar y dormir de manera adecuada.

 

7. Evitar el tabaco: el tabaco y los ambientes con humo son perjudiciales para la garganta y las cuerdas vocales, ya que las irritan y sirve de canal de numerosos agentes infecciosos.     

Continúa leyendo