7 preguntas sobre el vértigo

El vértigo no es una enfermedad, sino un síntoma. Se debe principalmente a un problema en el oído interno.

El vértigo no es una enfermedad, sino un síntoma. Se debe principalmente a un problema en el oído interno.

 

1. ¿Qué es el vértigo?

En la mayoría de los casos es una manifestación de enfermedades en el sistema vestibular, es decir, el laberinto y el oído medio.

 

2. ¿Cuáles son sus síntomas?

 

La sensación de que todo gira alrededor. Si va acompañado de desequilibrio puede deberse a problemas en el cerebro o disfunciones en alguno de los oídos. Se presenta de forma aleatoria y esa sensación puede durar segundos, horas o días. No se suele relacionar con problemas graves.

 

3. ¿Por qué se produce?

 

El equilibrio lo mantienen tres sistemas: la visión, los músculos y articulaciones y el sistema vesicular que hemos mencionado. Estos sistemas envían señales al cerebro y mantienen nuestra orientación en el espacio y el equilibrio cuando estamos de pie. Cuando sufrimos vértigo es debido a alguna enfermedad o infección en el oído interno y, menos frecuentemente a problemas del sistema nervioso central. Las señales que recibe entonces el cerebro, no son claras.

 

4. ¿Existen diferentes tipos de vértigo?

 

Hay un tipo de vértigo espontáneo, que se produce cuando la función del laberinto de un oído disminuye de repente en relación al otro. Las razones pueden ser: un golpe, una infección tras un resfriado, un riego sanguíneo deficiente… Otro tipo de vértigo es el vértigo posicional que se produce al cambiar bruscamente de posición: levantarnos del suelo o agacharnos, girar la cabeza hacia arriba…

 

5. ¿Qué pruebas se realizan para su diagnóstico?

 

Las pruebas de diagnóstico del vértigo es una historia médica que incluye pruebas de audición, equilibrio, movimientos oculares…

 

6. ¿Cuál es el tratamiento?

 

El tratamiento para el vértigo variará según el diagnóstico, desde medicamentos como sedantes vestibulares, medicamentos preventivos, ejercicios de rehabilitación o, en algunos casos, la cirugía.

 

7. ¿Se cura?

 

Gran parte de los vértigos se pueden mejorar y aliviar y, en muchos casos es posible llegar a corregirlo del todo con cirugía y una rehabilitación posterior.

 

 

Continúa leyendo