7 remedios naturales para cuidarte

Desde la acidez estomacal hasta la tensión baja. Toma nota de cómo acabar con los problemas de salud más comunes de forma natural

Desde la acidez estomacal hasta la tensión baja. Toma nota de cómo acabar con los problemas de salud más comunes de forma natural.

 

Se trata de esos remedios caseros seguros, ya sea en forma de tisana o como emplasto, que te aliviarán más de lo que crees.

 

Para la acidez estomacal

Comer deprisa, en exceso, ciertos alimentos..., puede originar acidez estomacal y hacerla crónica.

 

¿Para aliviarla? Mezcla una cucharada de jugo de limón con una de vinagre de manzana y dilúyelas en media taza de agua tibia, y tómalo.

¿Tienes eccemas en la piel?

 

Ya sea a causa de una reacción alérgica a un alimento, por estrés o problemas metabólicos o hepáticos, la quemazón que produce un eccema es muy molesta.

 

Aplica en frío (y déjala toda la noche) una compresa impregnada en zumo de limón. Alterna con compresas de jugo de cebolla durante dos días (no más de tres).

 

Luego, continúa con otras compresas frías de zumo de limón, pero rebajado con agua.

 

Molestias asociadas a la regla

 

Cefalea, náuseas, inflamación y dolor abdominal, hinchazón de tobillos... Son problems comunes de la regla. Para aliviarlos es conveniente beber agua abundante, aumentar la ingesta de frutas y verduras (zanahorias, espinacas, manzanas..., que compensan la pérdida de vitaminas y minerales), evitar el café y los demás estimulantes y hacer ejercicio regular.

 

¿Soluciones para hacer tú misma? Una infusión de diente de león, que ayuda a reducir líquidos. Además, un baño con agua caliente con aceites esenciales de azahar, naranja, manzanilla...

 

Contra los calambres

 

Generalmente duran poco, pero si se repiten pueden indicar la carencia de algún mineral o vitamina (toma lechuga, berros, acelgas, coles de Bruselas...). También un té de ortigas, que remineraliza. Hierve dos cucharadas de éstas durante 3 o 4 minutos y bebe una taza tres veces al día.

¿Una amigdalitis?

 

¿Sabías que puedes aliviar el dolor y la fiebre que provoca con una cataplasma natural? Mezcla leche caliente con arcilla y forma una pasta. Aplícala caliente sobre el cuello, directamente, o bien extendida en una tela gruesa y absorbente, y cúbrela con un tejido de lana para mantener la temperatura.

 

También, 4 o 5 veces al día, puedes realizar gárgaras con medio vaso de agua caliente con el zumo de un limón (eso sí, luego lávate los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón, que afecta al esmalte dental).

 

Tensión baja

 

Cuando padecemos hipotensión, la sangre no fluye de forma normal y tiene dificultades para llegar al cerebro. La canela lo contrarresta. Hierve un litro de agua con una ramita de canela; guarda el líquido en un frasco, en la nevera, y tómate un vaso cada día.

 

También puedes tomar infusiones de romero (muy rico en hierro y antioxidante; 3 al día); regaliz (encuentras bolsitas de tisana en las grandes superficies); o bien agrega una cucharada de polen a tu yogur (el polen eleva la tensión pero sin alterarla).

Continúa leyendo