8 pautas para prevenir la alopecia

¿Has comprobado que hay más pelos de la cuenta en el peine? ¿Sufres picor en el cuero cabelludo o tienes exceso de grasa? Quizás tu melena te esté mandando señales de que tiene un problema.

¿Has comprobado que hay más pelos de la cuenta en el peine? ¿Sufres picor en el cuero cabelludo o tienes exceso de grasa? Quizás tu melena te esté mandando señales de que tiene un problema. Aquí tienes todas las claves para minimizar el impacto de la caída capilar.

 

Vigila los primeros síntomas

No tiene por qué caer de forma copiosa. Al principio puede estar quebradizo, sin vida, encrespado... y son circunstancias que afean tu melena. ¿El problema? No les damos la importancia debida, pero son auténticos reveladores del estado del cabello. ¿Qué hacer? Al primer síntoma de caída, acude a un especialista para que realice un diagnóstico personalizado y recomiende la mejor solución a medida.

 

Deja de fumar

El tabaco impide la correcta oxigenación de la hebra capilar. Las sustancias tóxicas que contiene limitan la irrigación del cuero cabelludo, dificultando el crecimiento del folículo.

 

Da esquinazo al estrés

Situaciones angustiosas, insomnio... pueden provocar un desprendimiento anormal. ¿Cómo minimizar este impacto? No te lleves los problemas a la cama (hay que dormir ocho horas) y practica meditación o yoga. Estas disciplinas relajantes bajan los niveles de ansiedad y tensión.

Nutre tu cabello

Sigue una alimentación equilibrada para favorecer la salud capilar. Asegura un correcto aporte de hierro y yodo. Estos minerales, presentes en vegetales, legumbres pescado... refuerzan el cuero cabelludo. Tampoco descuides la vitamina B (estimula el crecimiento del pelo). Utiliza líneas anticaída de calidad. Este champús, mascarillas y lociones contienen aminoácidos y principios activos que nutren, favorecen el anclaje y mitigan la fragilidad y la rotura del cabello.

 

Abónate al cepillado

Realiza este gesto dos veces al día y cabeza abajo. Por la mañana, descongestionas el tallo piloso y facilitas que se desarrolle. ¿Y por la noche? Eliminas impurezas que has ido acumulando durante el día.

 

Descongestiona con un automasaje

Es una excelente idea para reactivar la microcirculación. Sitúa las manos a ambos lados de la nuca y ve subiéndolas, mientras haces unas suaves presiones, hasta llegar a la zona de la frente.

 

Fortalece con tratamientos

Que sean de vanguardia. Los hay orientados a frenar la caída del cabello observada a tiempo y se pueden complementar con productos de higiene capilar y aparatología. ¿Cuáles? Ozonoterapia, láser o alta frecuencia.  Con ellas se consigue estimular el riego sanguíneo, mejorar la oxigenación folicular y su nutrición. En definitiva, mantener el cabello en su sitio y dejarlo sano, suave y brillante.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo