A cada receta, su arroz

El arroz es uno de los alimentos básicos en todo el mundo. Saber qué variedad le va a cada plato es fundamental para cocinar las recetas más exquisitas.

Hay unas 8.000 variedades de arroz conocidas. En España, donde el consumo es muy elevado, los más utilizados son el de grano medio y el redondo.

¿Cuáles emplear?

Basmati. De aspecto transparente, tras su cocción permanece suelto y tiene un delicado aroma. Procede de la India y se recomienda utilizarlo como guarnición.
Glutinoso. Muy popular en China. Conserva todo su almidón, por lo que los granos aparecen pegados. Perfecto para elaborar sushi japonés.
Salvaje. También conocido como de avena, de agua o arroz indio. De grano fino, alargado y muy oscuro. El sabor del arroz salvaje es parecido al de las avellanas. Para consumir con pescados.
Aromático. Con olor a jazmín, de grano largo y muy utilizado en el sudeste asiático para preparar arroz frito y especiado.
Grano largo. De muy alta calidad, delgado y largo. Cuece en menos tiempo. Para la elaboración de platos especiales, como el pilaf.
De grano medio. Ligeramente redondeado. Es un arroz de buena calidad y que siempre queda suelto. En España contamos con la D.O. Calasparra (Murcia). Idóneo para hacer paellas y arroces al horno.
Grano redondo o bomba. El mejor para hacer delicioso arroz con leche. Cuece deprisa y tiende a emplastarse. Se utiliza para preparar el risotto si no se encuentran las variedades de arroz arborio o carnaroli.
Integral. De color oscuro, con más sabor y propiedades nutricionales por conservar su cáscara. Tiene una cocción lenta y necesita más agua. Ideal para recetas vegetarianas.
Arroz vaporizado. En crudo tiene un tono tostado; cocinado, adquiere un color blanco. No se pasa, pero no absorbe los sabores de igual forma, por lo que se desaconseja para hacer paellas. Ideal para ensaladas y rellenar todo tipo de hortalizas.

Continúa leyendo