¡A la Rica Agua de Coco!

Gisele Bundchen, Rihanna, Madonna, Jennifer Aniston... El agua de coco triunfa entre las celebrities. Algunas han invertido en marcas (Matthew McConaughey, Demi Moore y el cantante de Red Hot Chili Peppers, Anthony Kiedis, en Vita Coco); otras son su imagen (Rihanna, de la misma Vita Coco); y a casi todas  podemos verlas bebiéndola. Pero ¿tiene al agua de coco beneficios para la salud que realmente merezcan la pena? Estas son sus características:
-En primer lugar, hay que diferenciarla de la leche de coco. El agua de coco es el líquido transparente e incoloro que se encuentra dentro de los cocos verdes. La leche de coco se obtiene al triturar la pulpa de los cocos maduros (los de color marrón), y es mucho más rica en grasas.
-El agua de coco es una bebida isotónica natural y posee la misma composición de electrolitos que nuestra sangre. Además, es un agua estéril ya que la misma planta la filtra de forma natural.
-A diferencia de la pulpa de coco madura, rica en calorías y grasas saturadas, el agua de los cocos verdes supone tan sólo 20 calorías por 100 ml y apenas tiene 0,05 g de grasa.
-Sus 5,5 g de azúcares naturales son principalmente glucosa y fructosa. De ahí que se recomiende en el entrenamiento deportivo.
-Aporta proteínas (en poca cantidad), enzimas, vitamina C (un gran antioxidante), vitaminas del grupo B (fundamentales para mantener el correcto funcionamiento del sistema nervioso) y hormonas vegetales como las citoquininas (previenen el cáncer y los procesos oxidativos y favorecen la circulación sanguínea).
-Rica en sales minerales (potasio, calcio, sodio, fósforo, magnesio cobre, hierro), resulta perfecta para rehidratar y nutrir de forma natural las células. Destaca, sobre todo, su alto contenido en potasio (necesario para la actividad muscular y controlar la tensión arterial).
-Evita el desequilibrio habitual entre el sodio y el potasio (solemos tomar más sal de mesa y menos potasio de los que necesitamos), que aumenta el risgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

CONTINÚA LEYENDO