A un mes de Navidad... ¡ponte en forma!

Ten en cuenta que en fechas navideñas se hace menos ejercicio y se come más. Por eso, prepara tu cuerpo en un mes con una sencilla rutina de ejercicios…  y lo notarás.

Ten en cuenta que en fechas navideñas se hace menos ejercicio y se come más. Por eso, prepara tu cuerpo en un mes con una sencilla rutina de ejercicios…  y lo notarás.

 

Queda justo un mes para el 25 de diciembre. Durante la Navidad, se tiende a mantener hábitos más sedentarios y a comer más de lo habitual, por lo que fácilmente se sube de peso. En efecto, los españoles cogemos unos tres kilos de media en estas fiestas, según distintos estudios. ¿Qué hacer para evitarlo?

Realizar ejercicio es la mejor solución. Te proponemos un programa intensivo de un mes para preparar el cuerpo para la Navidad.

 

Un mes antes: adquiere el hábito de hacer deporte. Comienza haciendo sesiones de 20 o 30 minutos en las que se ejercite todo el cuerpo, de 5 a 6 veces por semana. No se trata de agotarse, sino de acostumbrarse a practicar ejercicio.

 

- El circuito de ejercicios: 20 sentadillas, 20 abdominales, 20 zancadas con cada pierna y 10 fondos con las rodillas apoyadas. Descansa 2 minutos entre cada actividad.

 

Dos semanas antes: intensifica la actividad. En esta fase se reduce la frecuencia de entrenamiento en 3 o 4 días a la semana, pero a cambio se debe aumentar la intensidad y el volumen del ejercicio. A los 15 días de haber iniciado el programa, se debe pasar a otro circuito de entrenamiento para el que harán falta gomas elásticas y mancuernas pequeñas de 3 a 6 kg.

 

- El circuito de ejercicios: 10 burpees (saltos de rana), 20 remos de pie, 30 segundos de plancha, 20 fondos de tríceps y 10 zancadas con salto y cambio de pierna. Descansa 1 minuto entre cada actividad.

 

La semana antes de Navidad: sprint final. Los días previos a las fechas se aumenta la intensidad y la frecuencia, ya que los ejercicios se deben realizar durante seis días, dos de ellos al máximo de intensidad. En esta fase se deben realizar los dos circuitos anteriores cada uno de los días de entrenamiento, disminuyendo el tiempo de descanso entre una actividad y otra. Y, cuando lleguen los atracones navideños, tu cuerpo estará en forma y lleno de energía.

CONTINÚA LEYENDO