Aceite de palma: vetado en los supermercados

Este ingrediente polémico por sus negativos efectos para la salud empieza a estar vetado. Alcampo está trabajando en suprimirlo en sus productos de marca blanca. Eroski y DIA tampoco lo descartan.

A pesar de ser un ingrediente muy insano, es el aceite más usado en el mundo. La Unión Europea es el tercer consumidor de este ingrediente, comprando 7 millones de toneladas y España, a su vez, el tercer importador de Europa con 1,2 millones de toneladas, solo por detrás de Holanda e Italia.

Este aceite vegetal está presente en buena parte de los alimentos procesados porque es muy barato y se oxida menos que otros aceites (lo que hace que los productos se conserven mejor). Está oculto en bollería, galletas, cremas de cacao y multitud de aperitivos. Pero no solo en dulces, también está en: pan, pizzas, salsas e, incluso, patatas fritas.

Fue en 2014 cuando comenzó la guerra contra el aceite de palma: una normativa europea obligó a la industria alimentaria a especificarlo en la etiqueta para que los consumidores fuesen conscientes de los alimentos que incluyen en su cesta de la compra. No hay que olvidar que es rico en grasas saturadas, perjudicial para la salud del corazón y su producción daña el medio ambiente.

Su producción ha provocado la deforestación de los bosques tropicales, según datos de la UNEP (Programa medioambiental de Naciones Unidas), la apropiación de tierras autóctonas y multitud de abusos de derechos humanos.

España es el tercer importador de Europa de aceite de palma.

¿Qué dicen los supermercados?

El primer paso en el veto a este controvertido ingrediente lo dio SuperSano, una pequeña cadena de supermercados ecológicos que decidió retirar los productos con aceite de palma de sus lineales. Alcampo ha anunciado que se suma a esta tendencia y está trabajando con sus proveedores para eliminar el aceite de palma de sus marcas propias en los casos en que sea posible.

Otras grandes superficies como Mercadona o DIA han manifestado estar trabajando en la misma línea: tratando de eliminar o reducir en la medida de lo posible el aceite de palma y otras grasas trans de sus productos.

Eroski o Hipercor, por su parte, están estudiando si seguir incluyendo o no este ingrediente en sus productos.

También te puede interesar:
Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo