Aceites esenciales para problemas de estómago

Si tienes dolor de estómago, estreñimiento o digestiones difíciles, los aceites esenciales, 100% naturales, te ayudarán.

Si tienes dolor de estómago, estreñimiento o digestiones difíciles, los aceites esenciales, 100% naturales, te ayudarán.

 

Acelerar la digestión

Si sufres pesadez de estómago, después de las comidas, sustituye el café por una gota de aceite esencial de coriandro y otra de aceite esencial de angélica.

 

Para tomártelos, ponlos sobre un comprimido neutro (por ejemplo, un comprimido de lactosa para masticar, que se toma en dos o tres trozos).

 

Consejo:

Para aumentar su eficacia, no olvides comer lentamente y evitar el exceso de carne y de queso.

 

Reducir los gases

Si tienes hinchazón y dolor de estómago después de las comidas, acostúmbrate a tomar, al final de éstas, una gota de aceite esencial de cardamomo y una gota de aceite esencial de coriandro.

 

Consejo:

Tomado sobre un poquito de azúcar te aliviará en pocos minutos.

Calmar la acidez de estómago

Aplica varias veces al día sobre el plexo solar (red nerviosa que rodea a la arteria aorta ventral) y el estómago unas gotas de la siguiente mezcla: 50 ml de aceite de nuez y 5 ml de aceite esencial de mandarina.

 

Además pon, sobre un comprimido neutro, 2 gotas de aceite esencial de albahaca suave y 2 gotas de aceite esencial de mejorana verdadera, que tendrás que tomar después de cada comida.

 

Consejo:

Evita el alcohol, el tabaco, los alimentos acidificantes, las carnes y todos los embutidos en general.

 

Dinamizar el intestino

Para solucionar los problemas derivados del estreñimiento toma, antes de las comidas, la siguiente mezcla: sobre un terroncito de azúcar, 2 gotas de aceite esencial de limón, una gota de aceite esencial de estragón y una gota de aceite esencial de mandarina.

 

Consejo:

Durante dos meses, diluye una cucharada de sopa de polen en un vaso de agua, déjalo reposar toda la noche y bebe la mezcla antes del desayuno.

Tres plantas aromáticas que ayudan

 

Perejil

- Es rico en vitamina C, provitamina A, hierro, potasio y calcio.
- Es un buen aliado de la digestión y tiene efectos depurativos.
- Puede congelarse perfectamente y, tanto fresco como congelado, conserva todos sus beneficios.

 

Albahaca

- Es rica en calcio y contiene un poco de magnesio.
- En infusión facilita el sueño y la digestión.
- Lo mejor es consumirla fresca, pero se puede congelar fácilmente.

 

Cebollino

- Es rico el provitamina A, potasio y vitamina B9.
- Utilizada regularmente tiene efectos antioxidantes.
- Estimula el apetito y ayuda en la digestión.
- Si se toma fresco y recién cortado, su perfume es más suave.

CONTINÚA LEYENDO