Acné: qué alimentos serán tus aliados (y cuáles no)

El acné puede aparecer por diversos motivos, pero nuestra alimentación puede favorecer su aparición, así como empeorar su estado o todo lo contrario. Comer 'limpio' es uno de los secretos para lucir un cutis sano y brillante. Te contamos qué alimentos debes evitar si sufres de acné y cuáles te ayudarán contra él.

No tienes que ser una teenager para padecer acné. ¡Rompamos con esa creencia! Este trastorno de la piel se desarrolla cuando las células muertas de nuestra piel y el sebo se acumulan en nuestros folículos pilosos (entre otros). Las bacterias generadas provocan que a menudo nuestra piel se inflame, enrojezca y pueda derivar en un trastorno de acné más severo. 

El estrés, los cambios hormonales, determinados medicamentos y la alimentación son algunos de los factores que pueden empeorar nuestro acné y en algunos casos, ser en cierta parte responsables de su aparición. Si este trastorno te genera molestias o no logras controlarlo, te recomendamos acudir a un especialista para que valore el estado de tu piel. No obstante, a continuación te revelamos cuáles son algunos de los alimentos que empeorarán tu acné o por el contrario, serán tus aliados contra él.

Qué alimentos evitar si padeces de acné

O si tu objetivo es prevenirlo. Siempre se ha asociado una alimentación rica en grasas a una mayor probabilidad de sufrir esta molesta dolencia, y la realidad es que depende del tipo de grasa de la que estemos hablando. Por ejemplo, los productos que contienen grandes cantidades de hidratos de carbono refinados y grasas saturadas pueden hacer que el estado y aspecto de tu piel empeore. 

En primer lugar, los fiambres grasos (como puede ser el chorizo, el salchichón, etc) pueden resultar deliciosos a la hora de cocinar o improvisar un montadito cuando vamos con prisas, pero contienen numerosas grasas saturadas que podrían empeorar el estado de nuestro acné. No obstante existen grasas beneficiosas por las que no tendrás que preocuparte, pero para descubrir cuáles son tendrás que continuar leyendo. 

Las frituras, como podrás imaginar, tampoco juegan a nuestro favor ya que el aceite está muy presente en ellos. Con esto no estamos diciendo que te despidas de ellos, sino que no abuses y busques otras alternativas (como puede ser cocinar al horno, por ejemplo). Los snacks comerciales, repletos de grasas, sodio y calorías de escaso valor, favorecerán la aparición de molestas espinillas y granitos. Lo mismo ocurre con los postres azucarados y los ultraprocesados en general (incluyendo aquí gominolas y algunos platos preparados).

 

Alimentos que ayudarán a mantener sana tu piel

Como mencionábamos en el anterior párrafo, no todas las grasas pueden catalogarse de perjudiciales en lo que respecta a nuestro piel. Por ejemplo, los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 contribuyen al mantenimiento de la piel y fomenta el correcto funcionamiento de las glándulas sebáceas. Opta por el atún, el salmón y los frutos secos si deseas ingerir estos nutrientes.

Los vegetales verdes (como el kale, las espinacas o el brócoli) también son perfectos debido a sus propiedades detox y a que ayudan a depurar la sangre, así como las toxinas que se encuentran en nuestro sistema digestivo. Ligado a esta parte de nuestro organismo está el calcio: el consumo de lácteos como los yogures te será muy útil para mantener sanas las bacterias intestinales. Así, podrás eliminar parte de las bacterias que generan sebo (esa grasa tan molesta que a veces segrega nuestra piel). 

Aunque parezca obvio, el consumo de agua es primordial si deseas lucir una piel sana e hidratada. Si eres de las que les cuesta beber los ochos vasos diarios recomendados, apuesta por las frutas ricas en este elemento.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo