Adelgaza con la nueva fórmula 'detox'

Llega el verano y los kilos empiezan a pesar más de lo habitual y es que el buen tiempo también trae consigo la necesidad de sentirse más saludable.

  • Sara Menéndez

La alimentación es clave y una temporada de ‘desintoxicación’ es la receta mágica para bajar de peso y sentirte bien, y no solo por una cuestión estética, Que su nombre no te lleve a engaño: una dieta detox no se basa en beber zumos ‘limpiadores’ a todas horas ni litros de agua sin medida. Los milagros en nutrición no existen e intentar encontrarlos puede ser malo para la salud, así de claro. Se trata de reconducir pautas alimentarias para eliminar malos hábitos y ayudar al organismo a depurarse tras excesos alimentarios.

Una dieta 'detox' consiste en reconducir las pautas alimentarias para eliminar malos hábitos y ayudar al organismo a depurarse tras excesos alimentarios. La opinión de Inmaculada Canterla, directora de Cosmeceutical Center y miembro de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad y la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética, es que “después de una temporada en la que se han cometido excesos a la hora de comer, tanto en cantidades como en contenido de azúcares, grasas y alcohol, las comidas deben de ser radicalmente opuestas, es decir, deberíamos optar por comidas ligeras, suaves, libres de azúcares y grasas, así como disminuir las cantidades de alimento ingerido".

Recomendaciones

Estas son las indicaciones de la experta:

  • Haz 5 o 6 comidas diarias. Forzarás al organismo a consumir energía de modo continuo para metabolizar las comidas cada 3 horas más o menos.
  • Huye de las dietas milagro. Toda dieta correctamente elaborada, equilibrada en nutrientes y ajustada energéticamente va a servir para depurar el organismo al ir eliminando, sin forzar la máquina, todo aquello que no es sano.
  • Atenta a la preparación. Una dieta detox debe basarse en cocciones al horno o al vapor y evitar las frituras, ya que multiplican las calorías y grasas del alimento. Con una cocción adecuada, puedes comer el alimento que más te guste, rebajando las calorías que contiene y facilitando su digestión.
  • Pon freno a las grasas saturadas, al alcohol y a los horarios de comida descontrolados.
  • Las cremas, gazpachos y sopas frías son perfectas para purificar el organismo y refrescarse en los meses de calor, son platos ideales.

Sin contar calorías

Caer en esta práctica que durante años se ha recomendado para adelgazar es, en realidad, un error. Por ejemplo, si tu dieta está fijada en 1.500 calorías al día, podrías alcanzar la cantidad con un menú de hamburguesa y patatas fritas, sin comer más en toda la jornada. Este es, sin duda, un comportamiento nutricional poco saludable.

Las calorías deben llegar al cuerpo por parte de alimentos saludables–incluidas las grasas calificadas como tales, que son necesarias– y de manera paulatina. Además, las calorías de una dieta deben calcularse de manera individualizada según la edad, el estado físico, la actividad diaria y demás peculiaridades de la vida de la persona que va a llevar ese régimen. No es lo mismo una dieta de 1.200 calorías para alguien sedentario que para una persona que va todos los días a correr, por ejemplo.

Continúa leyendo