Adéntrate en la meditación

Descubre los numerosos beneficios de esta técnica milenaria.

La meditación es una técnica milenaria que tiene grandes beneficios para nuestro cuerpo y mente. Esta técnica milenaria va ganando cada vez más adeptos y ha sido objeto de estudio de la medicina o la neurociencia por todo lo bueno que resulta tanto para nuestra mente como para nuestra salud física. Aprende y crea el hábito. 

 

Investiga sus beneficios

 

Al igual que otros deportes y que el ejercicio físico en general, es necesario crear el hábito y la rutina de la meditación. Conocer todos aquello que nos aporta esta técnica ancestral nos ayudará enormemente a tener una constancia y a asentarla en nuestras vidas. Nos motivará mucho. La meditación ayuda enormemente a relajar y despejar nuestra mente y, además, calma el estrés, la ansiedad y cualquier irritabilidad que surja en el día a día. Además de calmar el sistema nervioso, también nos ayuda a concentrarnos mejor y a no distraernos.   

 

Conoce su objetivo

 

El objetivo no es solo concentrarse y relajarse, dejando la mente en blanco… al meditar también tenemos que fomentar la conciencia plena. La meditación debe ayudarnos a descansar y desconectar la mente, a ser felices (es estimulante) y a concentrarnos en lo esencial.

Todo listo

 

Una vez que conozcas los beneficios y objetivos y que confíes en la importancia del hábito, crea el ambiente. La tranquilidad es de suma importancia. Desconecta la televisión, el móvil y otros aparatos. Un ambiente relajado es clave. Puedes hacerlo en un cuarto iluminado y con una temperatura óptima, siempre en silencio, eso sí. Mucha gente también prefiere meditar fuera de casa. Si es tu caso, busca lugares y situaciones que inviten a ello como una playa al atardecer o el parque en otoño.

Continúa leyendo