¿Adicta al Móvil y las Redes Sociales?

No poder pasar ni un minuto sin mirar el WhatsApp, sin entrar en Facebook o Twitter... es uno de los problemas psicológicos más importantes de la actualidad. Y la alerta salta cuando impide el desarrollo habitual de la vida cotidiana. Toma nota de los 5 pasos más importantes para controlarlo:
-No te compares con los demás, ni creas todo lo que leas. No te frustres por lo que leas en los perfiles de los demás en Facebook. Según un estudio de la Universidad de Stanford (EE UU), la gente tiende a mostrar una versión bastante mejorada de sí mismo en Facebook.
-Si acabas de terminar con tu pareja, ¡borra sus huellas! nada de rastrear su biografía, ni de buscar en las redes sociales por dónde anda. De este modo, la ruptura será más dolorosa y tardarás más en reaccionar y recuperar tu vida. Sólo conseguirás generar pensamientos negativos y sentimientos que no te benefician  lo más mínimo. Así, por otra parte, lo sostiene un estudio de la Brunel University de Londres: quienes revisitan el perfil de su ex pareja tardan más en recupersarse de una ruptura, mientras que quienes rompen todos los lazos online con ella lo sobrellevan mejor.
-No controles tu última conexión: no envíes un whapp y te pases todo el tiempo comprobando si te han contestado, y no deduzcas -si no lo hacen- que no le importas a esa persona... No chequees cada por tres tu móvil, y menos navegues por otras conexiones para verificar si, a ti no, pero a otra peersona sí le responde.
-Protégete: si tienes un iPad o un iPhone, entra en los ajustes de WhatsApp y desactiva la opción 'Última hora en línea' (no disponible aún para Android). Así nadie sabrá cuándo te has conectado.
-Si no eres capaz de controlarte: usa el navegador Google Chrome y activa el plugin Chrome Nanny. Con él podrás limitar las horas que pasas al día en Facebook.

Continúa leyendo