Alimentos con más vitamina C que una naranja

Es muy habitual pensar que la naranja es uno de los alimentos con mayor contenido en vitamina C. Sin embargo, ¿sabías que esto no es del todo correcto?

La vitamina C es un micronutriente que encontramos en una amplia variedad de alimentos, principalmente frutas y verduras. Nos protege contra el envejecimiento celular, aumenta la asimilación del hierro de origen vegetal, y es esencial para nuestro sistema inmunológico.

Conocida también con el nombre de ácido ascórbico, es una de las vitaminas solubles en agua más comunes. Curiosamente, debe su nombre a la enfermedad que previene: el escorbuto, una afección que, antiguamente, era muy frecuente entre los marineros que no tenían acceso a plantas, verduras y frutas frescas durante sus largas expediciones.

Ejerce una función antioxidante. De esta forma, en sinergia con la vitamina E, betacaroteno, zinc o selenio, es capaz de atrapar el exceso de radicales libres presentes en el organismo, los cuales pueden acelerar el envejecimiento celular. Así, contribuye a prevenir determinadas enfermedades, como: enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas, ciertos cánceres y cataratas.

Es sumamente conocida por su importante papel en el sistema inmunológico de nuestro organismo, ayudando a intervenir en la renovación y en el buen funcionamiento de determinados glóbulos blancos. Además, también contribuye a la producción de neurotransmisores, como la dopamina y la norepinefrina, y en la producción del colágeno (una proteína fundamental en la piel y los huesos) y la carnitina.

En lo que a la ingesta nutricional recomendada se refiere, hasta el momento se aconsejan 120 mg de vitamina C por día en personas mayores, aunque esta cantidad aumenta ligeramente en fumadores y en aquellas madres que estén dando el pecho a sus bebés (130-140 mg).

No obstante, como coinciden en señalar algunos expertos, es posible que esta ingesta nutricional recomendada pueda revisarse al alza en los próximos años, hasta alcanzar una dosis de 200 mg al día en los adultos, ya que se ha demostrado que esta vitamina es útil para reducir la tensión arterial, disfunción de los vasos sanguíneos, inflamación crónica (que acompaña a la obesidad), la diabetes tipo 2 y la infección del estómago por Helicobacter pylori.

¿Qué alimentos contienen vitamina C?

Es muy común asociar la naranja con la vitamina C, de forma que tendemos a pensar que la naranja, junto con otros cítricos (como limones, lima y pomelos), son las mayores fuentes de esta vitamina. Pero lo cierto es que es un error pensarlo, ya que existen otros alimentos que proporcionan, incluso, una mayor cantidad.

Eso sí, sí es verdad que la vitamina C la encontramos únicamente en las frutas, verduras, patatas y algunos frutos secos, como las castañas. Además, a menos que hayan sido enriquecidos o fortificados, los jugos siempre suelen contener un poco menos de vitamina C que las propias frutas o verduras de las que originalmente provienen.

1. Guayabas

Deliciosamente aromática, esta fruta proporciona alrededor de 228 mg de vitamina C por cada 100 gramos de guayaba

2. Grosellas negras

Quizá te sorprenda, pero esta peculiar fruta, de tamaño y apariencia características, proporcionan cerca de 100 gramos por cada 100 gramos de producto.

3. Perejil

Aunque es cierto que puede llegar a convertirse en un ingrediente ligeramente incómodo en algunas recetas (tiene la mala costumbre de deslizarse entre los dientes cuando lo ponemos en ensaladas o en otros platos), el perejil destaca por su alto contenido en vitamina C.

De hecho, aporta 190 mg de vitamina C por cada 100 gramos. Una planta aromática altamente vitaminada de la que sería una pena prescindir a diario.

Alimentos ricos en vitamina C
Foto: Istock

4. Pimiento rojo (crudo)

Se calcula que 100 gramos de pimiento rojo (crudo) proporcionan alrededor de 170 mg de vitamina C, aproximadamente 3,2 veces más que la naranja. 

5. Hierbas aromáticas frescas

¿Sabes qué tienen en común la salvia, albahaca, romero, tomillo, eneldo, menta o cilantro? Efectivamente, al igual que el perejil, están repletas de vitamina C. Concretamente, proporcionan alrededor de 143 mg de vitamina C por cada 100 gramos.

6. Pimiento verde o amarillo (crudo)

Al igual que el pimiento rojo, aunque es cierto que en menor cantidad, tanto los pimientos verdes como los pimientos amarillos son unos vegetales ideales para estimular nuestras defensas inmunológicas y llenarnos de energía.

Proporcionan alrededor de 120 mg de vitamina C por cada 100 gramos. Lo que significa que son dos veces más ricos en vitamina C que la naranja. 

7. Coles de Bruselas

Exquisitas al vapor, sencillas y fáciles de preparar, las coles de Bruselas también proporcionan una cantidad bastante interesante de vitamina C (efectivamente, mucho más que las naranjas).

Concretamente, aportan 116 mg por cada 100 gramos de alimento.

Entonces, ¿cuánta vitamina C aportan las naranjas?

Es posible que te haya sorprendido descubrir que, en el listado anterior, no hemos incluido a la naranja como una fuente destacable de vitamina C. A pesar de que, efectivamente, se trata de una de las frutas comúnmente más conocidas en este sentido.

Esto es debido a que 100 gramos de naranja proporcionan 53,2 mg de vitamina C. Para hacernos una idea, una naranja de tamaño medio ronda un peso de alrededor de 150 gramos, con su cáscara, por lo que una naranja aportaría alrededor de 69 mg de vitamina C (si le quitamos la cáscara). Como hemos visto, mucho menos que otros alimentos con mayor contenido en esta vitamina.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo