Vídeo de la semana

Alimentos que combaten la astenia

Los cambios de estación pueden influir de manera significativa en tu estado de ánimo, haciendo que te sientas cansada, triste o sin fuerzas. Esto ocurre, en especial, en otoño y en primavera y se conoce popularmente como ‘astenia’.

  • Por Sara Menéndez

La buena noticia es que no se trata de una enfermedad, no dura demasiado y hay medidas naturales para sobrellevarla sin sufrimiento.

Se terminan los meses de calor, las horas de luz disminuyen y la rutina vuelve a imponerse. El hedonismo propio del verano se guarda en el armario hasta el próximo año y los abrigos, los jerséis y las bufandas vuelven a conformar los estilismos del día a día.

Hay personas a las que este cambio les resulta reconfortante, pero a otras les afecta de manera totalmente opuesta y experimentan lo que se conoce como ‘astenia otoñal’. Se trata de un decaimiento emocional y físico que puede ser más o menos acusado según la persona, pero que no se puede catalogar de enfermedad, a no ser que se extienda más allá de 15 días. En ese caso, es necesario consultar con un especialista, para descartar otros posibles problemas físicos.

Síntomas:

  • Fatiga
  • Somnolencia diurna
  • Debilidad
  • Melancolía
  • Desmotivación
  • Insomnio
  • Falta de apetito
  • Irritabilidad
  • Dispersión
  • Ansiedad
  • Nerviosismo
  • Pereza
  • Introversión

Al mercado

Uno de los consejos esenciales para mitigar la astenia es cuidar la alimentación. Como bien se sabe, la naturaleza es sabia y los productos de temporada son obligatorios en la lista de la compra.

Indispensables:

  • Calabaza: Ayuda a controlar los niveles de azúcar, está cargada de minerales como hierro, zinc, potasio, calcio y magnesio, además de vitaminas como la C, la E y las del grupo B (entre ellas, el ácido fólico).
  • Kiwi: Es unos de los cítricos con más concentración de vitamina C, más que los limones o las naranjas. Ayuda a protegerte de los resfriados y a mejorar el tránsito intestinal.
  • Granada: Es una gran fuente de vitamina C, ácido fólico y potasio, que contribuye al cuerpo a tener más energía. Además, tiene propiedades antioxidantes y ayuda a proteger la piel ante la llegada del frío.
  • Setas: Tienen muy pocas calorías, así que son perfectas para mantener el peso adecuado. Entre sus nutrientes, destaca la vitamina B, que se recomienda para mantener un buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • Berenjena: Destaca por su alto contenido en fibra y antioxidantes. Aporta pocas calorías y ayuda a cuidar la salud cardiovascular.
  • Castañas: Aportan vitamina E, vitaminas del grupo B y ácido fólico, además de minerales como calcio, magnesio, potasio. Proporcionan un buen aporte energético.
  • Pescado azul: El pez espada, el jurel o el salmón se encuentran a buen precio en la pescadería en esta época. Ricos en grasas omega 3, ayudan a regular los niveles de colesterol y al buen funcionamiento del sistema neurológico.

Medidas adicionales

A la hora de combatir la astenia otoñal, no solo hay que centrarse en la alimentación, porque existen más maneras de aliviarla. Hay un hecho incuestionable: cuanto menos tiempo pases en el sofá sin moverte, mucho mejor. Hay que activar el cuerpo y la mente para salir del abotargamiento y de la nostalgia, que no llevan a nada bueno. No rechaces ninguna oportunidad de diversión y de estar al aire libre.

  • Cambia la playa por el campo: El otoño es una temporada perfecta para disfrutar de la naturaleza, lo que ayuda a despejar la mente y combatir el desánimo. Además, puedes aprovechar para recoger alimentos de temporada, como setas o castañas.
  • Haz ejercicio: Haz ejercicio. Aumenta la producción de endorfinas, los neurotransmisores que generan la sensación de bienestar y alegría. Además, te ayudará a reducir la ansiedad y a combatir el insomnio.
  • Practica la meditación: Es una herramienta para alcanzar la relajación. Ayuda a controlar el nerviosismo, rebajar la irratibilidad y atenuar la ansiedad. Puedes apuntarte a grupos de meditación o practicarla por tu cuenta: actualmente, hay muchas aplicaciones para el móvil que te servirán como guía.
  • Pide ayuda a tu entorno cercano: Comparte lo que te está pasando con tu familia o tus amigos. La introversión es uno de los síntomas de la astenia y, si las personas que te rodean saben que la estás experimentando, te ayudarán a no encerrarte en ti misma.
  • Lleva una agenda: Planificar tus semanas y pensar en eventos agradables que están por llegar (cumpleaños, puentes de vacaciones, celebraciones) te ayudará a no centrarte solo en el momento presente y a ilusionarte con el futuro.

Infusiones para levantar el ánimo y calmar la ansiedad

  • Melisa: Sus cualidades calman los nervios en momentos en los que se vive un pico de estrés. También ayuda a conciliar el sueño.
  • Hipérico: Es recomendable para combatir los problemas de insomnio, aliviar la tristeza o el decaimiento. Sin embargo, las personas que estén tomando algún tipo de medicación para la depresión o similares deben consultar con su médico, por si hubiese algún tipo de contraindicación.
  • Valeriana: La más recomendada para calmar los nervios y conciliar el sueño. Tiene un gran efecto reconfortante.
  • Tila: Ayuda a relajarse y a sosegar los nervios. Por otro lado, también es buena para reducir los dolores menstruales o de cabeza.
  • Pasiflora: Está indicada para problemas de estrés o nerviosismo, para reducir un cuadro de ansiedad leve o contrarrestar estados de irritabilidad o mal humor.

Continúa leyendo