Alimentos Quemagrasa

¿Existen los alimentos quemagrasa? Existen los nutrientes que,  para ser metabolizados, queman más calorías en el proceso digestivo que las que suman al tomarse. Por este motivo,  se les denomina también alimentos de calorías negativas.
El organismo quema calorías en los procesos mecánicos y químicos que realiza en la digestión, al procesar la comida para obtener los diferentes nutrientes. Como algunos alimentos tienen menos calorías que las que el organismo requiere para hacer la digestión, consumiéndolos,  no se engordaría.
Quemar las grasas no es fácil porque el cuerpo tiende a acumularlas, ya que las necesita para mantener los órganos vitales, protegerlos de posibles golpes y usarlas de aislante frente a cambios de temperatura. Si nos alimentáramos sólod e fruta y verdura más de tres días, que es el tiempo máximo recomendado en las dietas a base de fruta y verdura, adelgazaríamos rápidamente pero también lo recuperaríamos muy pronto y a costa de la energía necesaria para estar activos. Por lo tanto, lo más inteligente es combinar los alimentos quemagrasa con otros que aporten las poteínas y lípidos (grasas) necesarias para la salud, aumentando la frecuencia (así se obliga al organismo a quemar, a no pararse y ralentizarse) pero bajando la cantidad. Es decir, es mejor comer cada 3 horas alimentos poco ricos en calorías (frutas y verduras) o 5 veces al día (tres comidas y dos tentempiés) que sólo tres comidas grandes y contundentes al día.
¿Qué alimentos son quemagrasa? Toma nota de los siguientes e incorpóralos a tu dieta:
-Productos de soja: poseen isoflavonas, fitonutrientes que ayudan a descomponer la grasa del cuerpo rápidamente. Puedes tomar tofu, yogures de soja, leche de soja, tempeh...
-Repollo: tiene propiedades anticancerígenas, muchas vitaminas y minerales, y ayuda a metabolizar las grasas.
-Manzana: eleva la glucemia (azúcar en sangre) y contibuye a dividir adecuadamente la garsa en el cuerpo.
-Remolacha: su contenido en betina mejora la función renal, lo que permite eliminar toxinas.
-Espárrago: favorece la absorción del agua del cuerpo y así los depósitos de grasa se liberan más rápidamente.
-Cebolla y ajo: aceleran el metabolismo.
-Derivados lácteos: el calcio que contienen rompe las células grasas y contribuye a la pérdida de peso.
-Avena: da sensación desaciedad y baja el colesterol malo.
-Cítricos: su vitamina C es un gran quemagrasa.
-Pimiento, chile, pimienta roja y pimienta de cayena: aceleran el ritmo cardiaco y el metabolismo, lo que favorece la eliminación de grasas.

Continúa leyendo