Vídeo de la semana

Alimentos típicos de otoño que querrás descubrir (más allá de la calabaza)

La nueva estación trae consigo una gran cantidad de alimentos saludables y nutritivos que querrás descubrir. ¡No te los pierdas!

calabaza
Pexels

La calabaza. No dejamos de hablar de ella cuando llega otoño (es el alimento más famoso de esta época del año, al fin y al cabo), pero lo cierto es que esta estación también nos permite disfrutar de otras muchas frutas y verduras de temporada cargadas de nutrientes que merecen mucho la pena. ¿Quieres descubrir cuáles son? Aquí tienes algunos alimentos típicos del otoño que querrás probar este año (más allá de la calabaza):

Alcachofas: Si está acostumbrado a comprar alcachofasen lata, es posible que no pienses en cambiar a alcachofas frescas en el otoño, cuando están en temporada. Pero si lo haces, pronto verás lo mucho qeu te gustan. En esta época del año, estos vegetales cuentan con muchísimo sabor y con muchísimos antioxidantes que combaten enfermedades. En realidad contienen más antioxidantes que cualquier otro vegetal, según una investigación publicada en Nutrition Journal.Para obtener el máximo sabor y nutrientes de ellas, pruébalas asadas: primero corta el tallo, luega corta los extremos puntiagudos de las hojas, ábrelas un poco, sazónalas y hornéalas.

Caquis: Este otoño, mantén altos los niveles de vitamina C y los resfriados a raya con los caquis. ¿Nunca los has probado? Los caquis se parecen un poco a pequeños tomates anaranjados y tienen un sabor dulce a miel. Poseen una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes completos, y son incluso más ricos en fibra que las manzanas. Los caquis Hachiya no maduran hasta que están bastante blandos. Los caquis Fuyu, sin embargo, son deliciosos incluso cuando son duros al tacto. Así que asegúrate de saber qué tipo comprar. Agrégalos a ensaladas y revueltos, o simplemente cómelos directamente con piel.

castañas
Pexels

Remolachas: Imprescindible para quienes hacen mucho ejercicio y para las personas con enfermedades cardíacas, las remolachas son ricas en nitrato inorgánico, un compuesto que el cuerpo convierte en óxido nítrico. A su vez, el óxido nítrico expande los vasos sanguíneos, aumenta el flujo sanguíneo y mejora la función cardiovascular. La remolacha también contiene betacaroteno, un precursor de la vitamina A que promueve la recuperación después del entrenamiento. Ásalas o tómalas en ensaladas.

Granadas: Sus gajos están repletos de antioxidantes y nutrientes, algunos de los cuales pueden incluso ayudar con la presión arterial y la recuperación muscular después del ejercicio.

Arándanos: Se ha demostrado que estas pequeñas frutas disminuyen los factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, la rigidez arterial y la inflamación, según una revisión del Centro de Investigación de Nutrición Humana sobre el Envejecimiento Jean Mayer. Después de todo, los mismos compuestos que dan el color tan característicos a los arándanos son los mismos que les dan un montón de propiedades antioxidantes.

Castañas: La nuez perfecta para el clima frío, las castañas son en realidad más similares nutricionalmente a los granos integrales que a otros frutos secos como las almendras y las nueces. Son ricas en vitamina C y en carbohidratos integrales, bajas en grasa y también contienen muchas menos calorías por ración en comparación con otras nueces. Cómelas crudas, hervidas o asadas este otoño

Continúa leyendo