Alimentos y menú tipo permitidos por la dieta Abs

Seis comidas al día en las que se deben incluir al menos dos de los denominados ‘powerfoods’.

iStock
iStock

Creada a finales de la década de los dosmil por el entonces editor jefe de las famosas revistas sobre salud, deporte y nutrición Women's Health y Men´s Health, la dieta Abs es uno de esos planes de alimentación que ha llegado a nosotros desde el otro lado del Atlántico a través de los libros y de internet.

Sobre ella te hablamos largo y tendido en un artículo reciente que ahora complementamos, como ya hemos hecho también con otras dietas como Volumetrics y Zone, con un texto en el que profundizamos en la lista de ingredientes permitidos y en el que compartiremos contigo un menú modelo para un día siguiendo las directrices de este plan alimentario. 

En esta dieta la actividad física diaria juega un papel decisivo, ya que sin ella no puede alcanzar el objetivo, que no es otro que conseguir un vientre plano y un peso corporal equilibrado, saludable. Para ello, la dieta Abs no prohíbe ningún grupo de alimentos, ni tampoco cuenta las proporciones exactas de los nutrientes ni de las calorías como si hacen otras propuestas similares. 

Lo que sí exige es que en cada comida, en total seis al día, se incluyan al menos dos de los alimentos denominados powerfoods. En total, son doce ingredientes, entre ellos los huevos, las almendras, las espinacas, la avena, las frambuesas, los cereales integrales o el aceite de oliva virgen extra. Además, recomienda limitar los carbohidratos refinados, las grasas saturadas y los edulcorantes. 

Dicho esto, este sería un menú con sus seis comidas correspondientes que cumple con las líneas maestras de la dieta ABS: 

  • Desayuno: batido de plátano con yogurt desnatado, zumo de naranja, leche desnatada y suero en polvo.
  • Snack de mediodía: 30 gramos de almendras y una porción de 120 gramos aproximadamente de fruta
  • Almuerzo: plato principal de pescado, por ejemplo atún encebollado o salmón con verduras al vapor.
  • Merienda: una pieza de fruta, una porción de queso y 30 gramos de nueces.
  • Cena: arroz con pavo y verduras, cocinado con tomate, maíz y semillas de lino o alguna otra variedad al gusto.
  • Snack “recena”: batido de leche desnatada, cacao en polvo y una pizca de helado de vainilla. 

Como ves, es una dieta con una ingesta alta de comida al día, de ahí que insistamos en la necesidad de hacer ejercicio a diario y también de adelantar los horarios de las comidas y acortar el espacio entre cada una de ellas.

También te puede interesar:

Continúa leyendo