Almendras, tus mejores aliadas

A pesar de su alto contenido graso, las almendras son una fuente de nutrientes muy saludables y beneficiosos para nuestro organismo.

  • Por Laura Revilla

Las almendras no son solo uno de los frutos secos más utilizados en repostería, sino que también tienen presencia en muchas otras elaboraciones. Crudas, tostadas, molidas, enteras o fileteadas, sean como sean, son un excelente recurso para elaborar recetas deliciosas y muy nutritivas. Te contamos diferentes maneras de tomarlas, quizá desconocías algunas.

  • Postres: Es el ingrediente esencial del mazapán, y también las podemos encontrar en turrones y otros dulces, como helados y tartas.
  • De aperitivo: Son la mejor opción para ofrecer a tus invitados como tentempié. Peladas, fritas o tostadas, casan muy bien con cualquier queso y son ideales para añadir un toque crocante y decorar tus platos.
  • Bebidas: Es una de las opciones más saludables del mercado y, aunque puedes encontrar bebidas de almendras ya hechas, también puedes hacerla tú misma. Para ello, deja en remojo durante 24 horas 150 gramos de almendras crudas. Pasado este tiempo, tritúralas y cuela la mezcla con una malla. Esta bebida es la sustituta perfecta de la leche de vaca, gracias a su bajo contenido de colesterol y su alto contenido de vitaminas.
  • En salsa: Por su textura espesa, que ofrece más sabor, es perfecta para carnes, sobre todo, de ternera y cerdo. También puede acompañar verduras.
  • Harina: Es muy fácil de elaborar, solo necesitas moler almendras naturales hasta convertirlas en polvo.

Truco

Para conseguir quitar la piel de las almendras más rápido, ponlas en agua hirviendo unos segundos y, luego, pásalas por un bol de agua helada. Unas 10 almendras son una buena dosis diaria para nutrirte con todos sus beneficios y también un excelente aperitivo.

Pollo con almendras

Esta receta es ideal para hacer en celebraciones o para darte un capricho un día laboral. La combinación del pollo con las almendras creará la combinación perfecta para el paladar. Este plato es ideal para llevar a la oficina en un tupper y es súper sencillo de hacer. Además, sus valores nutricionales son buenos, ya que el pollo te dará la proteína que necesitas para tener energía.

Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros
  • 8 filetes de pollo
  • 80 g de almendras crudas
  • 2 rebanadas de pan
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento
  • vino blanco 
  • aceite de oliva
  • caldo de carne

Elaboración:

  1. Pon un fondo de aceite generoso en una sartén y fríe los ajos enteros y pelados con las almendras, salteándolas hasta que queden doraditas. Tienes que tener cuidado de que no se quemen o aportarán un mal sabor a la salsa. Mientras las dejas reservadas en un bol, en la misma sartén, haz lo mismo con las rebanadas de pan y resérvalas, después, junto a las almendras. Por último, repite el paso con el pimiento.
  2. Añade los tres ingredientes en un vaso de batidora y mezcla con un poco de caldo de carne y un chorrito de vino (si lo deseas).
  3. Finalmente, en otra sartén, cocina los filetes de pollo. Mientras, pela los aguacates y córtalos en tiras.Cuando esté todo listo, colócalo en el plato con las cantidades que veas oportunas.

Continúa leyendo