Almidón resistente: qué es y por qué nos ayuda a perder peso

Actúa de manera similar a la fibra y ralentiza el proceso digestivo, por lo que puede ayudarte si estás a dieta o deseas mantener la báscula a raya. Te chivamos qué efectos tiene el almidón resistente en nuestro cuerpo y en qué alimentos está presente.

El almidón resistente ha dado que hablar en los últimos tiempos. ¿Qué lo hace tan especial? Se trata de un tipo de almidón (y a su vez, un tipo de carbohidrato) que nuestro organismo es incapaz de digerir y que, además de ser muy saciante, ayuda a mantener sana nuestra flora intestinal. Lo más curioso y que quizá sorprenda al principio es que se puede formar enfriando nuestra comida y recalentándola después. No obstante, existen alimentos que lo contienen de manera natural. ¡Sigue leyendo para enterarte de todo!

¿En qué alimentos se encuentra?

Y ahora, la pregunta del millón: ¿dónde se encuentra el almidón resistente de manera natural? Para empezar, es importante destacar que no existen alimentos milagrosos y que sí, el almidón resistente puede ser de ayuda si buscar perder peso pero solo si se incluye en una dieta equilibrada y con la menor presencia de ultraprocesados posible. 

El plátano macho es una de las frutas rica en este tipo de almidón. Este alimento originario de Asia presenta similitudes con los plátanos a los que estamos más habituadas, salvo por el hecho de que es más bajo en fibra y proteína, y los hidratos de carbono que contiene se presentan en forma del tan ansiado almidón. El plátano amarillo, por ejemplo, aporta hidratos en forma de glucosa y fructosa. Por ese motivo, el plátano macho tiene un sabor menos dulce. Precisamente la cantidad de almidón que contiene hace que pueda resultar indigesto y es recomendable no consumirlo crudo. Puedes cocerlo con cáscara, hacerlo al horno o incluso frito. ¡Estará delicioso de todas las maneras!

Los tubérculos como la patata, la yuca o el boniato son otra de las fuentes naturales de almidón resistente. Eso sí, al igual que ocurre con el arroz, es recomendable dejar que se enfríen antes de consumirlos (lo ideal es dejar que reposen en la nevera durante aproximadamente un día). Para aprovecharlos al máximo, te recomendamos cocerlos enteros y con piel y dejar que se enfríen así hasta el momento de su consumo. Entonces, prepáralos y sazónalos a tu gusto. 

Este tipo de almidón también se encuentra presente en legumbres como los garbanzos y las lentejas, y como ocurre con otros alimentos, lo mejor para potenciar su efecto es enfriarlos. Por ese motivo se convertirán en ingredientes ideales para dar vidilla a tus ensaladas y hacerlas aún más completas. ¿Te animas?

Y por último... La avena. Este cereal puede revolucionar tus desayunos y es que, además de ser de lo más versátil, contiene unos 3,5 gramos de almidón resistente por cada 100 de producto. Podrás prepararlo en forma de gachas y también puedes dejar que reposen en frío. 

 

Cómo nos ayuda a adelgazar el almidón resistente

Lo que hace realmente interesante al almidón resistente es que no se digiere por completo, ya que pasa por el intestino delgado sin descomponerse. Habitualmente, el almidón presente en alimentos como la patata se digiere con rapidez y se transforma en glucosa. Esta provoca el ascenso de los niveles de insulina y cuanto más alta la tengamos, menos grasa quemará nuestro organismo. Esto es precisamente lo que no ocurre con el almidón resistente, ya que nuestro cuerpo es incapaz de digerirlo. 

En su paso por nuestro intestino delgado, el almidón aumenta la producción de ácidos grasos y nutre la flora intestinal, mejorando la salud de nuestra microbiota (los microorganismos que viven en nuestro intestino y que también pueden estar presentes en otras partes de nuestro cuerpo). 

El almidón resistente actúa de manera parecida a como lo haría la fibra, y al ser altamente saciante ayudará a controlar tu apetito y a disminuir tus ganas de picotear entre horas. Eso sí, siempre incluido en un régimen alimenticio saludable y equilibrado. 

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo