Amapola californiana para combatir el insomnio

La amapola californiana es la primera planta que se receta cuando a alguien le cuesta dormir. Con ella se acaban las vueltas en la cama y el contar ovejitas.

¿Tienes insomnio o, simplemente, te cuesta coger el sueño? La amapola californiana será tu nueva mejor amiga. Con ella se acaban las vueltas en la cama y el contar ovejitas. Relaja, pone freno a los nervios y te deja K.O. rápidamente.

 

Para caer ‘frita’

 

La amapola californiana le debe su nombre a su lugar de origen. Se introdujo en España como planta ornamental y después se empezó a emplear por su acción hipnótica (es decir, que produce sueño). Pero “no es como la pasiflora, que aumenta las horas que duermes, sino que disminuye el tiempo de inducción al sueño”, dice el doctor Miguel Martin Almendros, coordinador de Fitoterapia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria. Es decir, si sueles tardar horas en quedarte dormida, con ella puedes tardar 15 minutos. Sin ser específica para ello, también es algo analgésica (al relajarte, sientes menos dolor) y ansiolítica (puede ayudar ante un posible inicio de depresión).

 

Cómo tomarla

 

En comprimidos o en infusión, aunque por su cantidad de principios activos, así “resulta algo amarga”, dice el doctor. Tómala 30 minutos antes de irte a la cama (sin el estómago muy lleno), con un vaso de leche caliente, ¡y a descansar! Tiene también una gran función sedante, es decir, que “disminuye la actividad motora”. La diferencia entre tomar un fármaco químico y esta planta para dormir es que puedes levantarte con sueño, pero no con esa típica impresión de estar “apaleada”, dice el doctor; “tienes la sensación de haber descansado”, sostiene. Se puede tomar combinada con pasiflora y/o melatonina (hay compuestos en el mercado) para aguantar de un tirón, o con valeriana para personas que también presentan espasmos.

Sin ‘engancharte’

 

Otra diferencia con otros medicamentos es que no produce ningún tipo de adicción o dependencia. Tampoco tiene efectos secundarios ni interactúa con otros medicamentos pero “tu médico debe saber que la vas a tomar”, no porque pueda resultar peligroso en ningún caso, pero sí para evitar un efecto demasiado sedante (si se junta con otras medicinas que sirven para lo mismo) que puede pasarnos factura al día siguiente.

Continúa leyendo