¿Andar o Correr Claves Para Elegir Bien.

Ambas actividades ayudan a controlar el colesterol y la hipertensión, y reducen el riesgo de padecer diabetes. Tú decides: caminar rápido o hacer footing. O ambas.

SI ERES MÁS DE PASEAR...
-Sólo necesitas 30 minutos al día. Y si dispones de una hora, mejor todavía. Sesenta minutos de paseo a ritmo ligero ayudan a cuidar nuestro corazón. Una cualidad hasta ahora más asociada al running, pero que recientemente ha sido avalada por un estudio cientí!co publicado en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular.
-Fuera insomnio. El trabajo cardiovascular que realizamos al andar in"uye positivamente en nuestra calidad y esperanza de vida. “No es nuevo que la práctica de ejercicio físico genera endor!nas, que son las principales responsables de la sensación de bienestar y relax. Por tanto, caminar y hacer actividad
física moderada es un gran tratamiento contra el insomnio”, asegura Sergio Serrano, personal trainer en la cadena de gimnasios Holmes Place.
-Tú escoges el escenario. Opta por un calzado y ropa adecuada y resérvate un momento del día para hacer el recorrido que quieras. Ya sea en el campo o la ciudad, tú te marcas tu propio horario, no te cuesta ni un euro, y encima practicas una actividad al aire libre. Bueno, bonito y barato, en sentido estricto.

SI TE ATRAE EL ‘RUNNING’...
-Quemas 250 calorías en media hora. Además, tus músculos se fortalecen, especialmente los de tus extremidades, y aumenta tu resistencia. Eso sí, planifica bien tus salidas y sigue el ritmo que mejor vaya contigo. “Una progresión lógica según el nivel cardiovascular”, aconseja el entrenador Sergio Serrano.
-Ojo con las lesiones. La principal desventaja de correr respecto a andar es el mayor riesgo de sufrir algún traumatismo en huesos, ligamentos y tendones. ¿Cómo evitarlo? Pues empezando por llevar la equipación adecuada. En primer lugar, las zapatillas. Deben tener buena amortiguación, estar bien sujetas al pie y tener una suela que se adapte a la super!cie por la que corras habitualmente. También, y por supuesto, la ropa deportiva, que tiene que ser transpirable.
-Nunca es tarde. No hay límite de edad para iniciarse en el footing. Y, además, los que lo prueban aseguran que “engancha”. No es casualidad que en los últimos años haya aumentado, de forma espectacular, el número de corredores no profesionales. Y tú, ¿a qué esperas a calzarte las zapatillas?

DE COMPRAS:
-Pulsera inteligente. Es lo último en entrenamiento personal. Controla rutinas de ejercicio, consumo de calorías, tiempo de descanso y ¡hasta las horas que has dormido! La SMART DYNAMO de Oregon Scientific (79,90 €) te gustará por su diseño, muy similar a un brazalete. Su chip y su aplicación móvil se conectan a tu smartphone para poder medir tus prácticas deportivas con precisión
-Mide tus pasos con un podómetro. Cuenta cada una de tus pisadas, ya que detecta cualquier movimiento de las caderas. Está pensado para medir la práctica diaria de ejercicio. Ideal si necesitas motivación o apoyo extra. El ONSTEP 100 calcula el número total de pasos y también las calorías que has consumido.(9,95 €), Decathlon.

Por: Rosa Salom.

Continúa leyendo