Así Duermes, Así Eres

Según se ha comprobado en un estudio del profesor Chris Idzikowski, director del Servicio de Evaluación del Sueño de Edimburgo (Reino Unido), existe una correlación entre la postura que se adopta al dormir y la personalidad. ¿En qué postura descansas tú? ¿Sabes qué dice de ti? Descúbrelo.
-Posición fetal: es la popstura más común (adoptada por el 41 % de las 1.000 personas que participaron en el estudio). Son fuertes en apariencia pero sensibles en el fondo. Suelen ser tímidos cuando conocen a alguien pero enseguida se relajan y entablan una relación.  Tienden a dormir así más del doble de mujeres que de hombres.
-Tronco: duermen acostados sobre uno de los lados, con los brazos a lo largo del cuerpo. Quienes duermen así son fáciles de llevar, gente sociales a la que le gusta formar parte del grupo y que confía con facilidad en desconocidos. Suelen ser bastante crédulos.
-Nostálgicos: las personas que duermen de costado con los brazos extendidos hacia el frente suele ser de naturaleza abierta pero también suspicaces y cínicos. Les cuesta abrirse, pero una vez hayan tomado una decisión, jamás la cambiarán.
-Posición de soldado: se acuestan sobre la espalda con los brazos a lo largo del cuerpo. Son normalmente tranquilos y reservados. No les gusta el alboroto y suelen establecer normas férreas para  ellos y para los demás.
-Caída libre: duermen cabeza abajo con los brazos alrededor de la almohada y la cabeza hacia un lado. Es gente sociable y no muy prudente, pueden ser nerviosos y no les gustan las críticas ni las situaciones extremas.
-Posición estrella de mar: tumbados sobre la espalda con los brazos hacia arriba alrededor de la almohada. Quienes duermen así hacen buenos amigos porque siempre están dispuestos a escuchar a los demás y con frecuencia ayudan a quienes lo necesitan. Normalmente no les busca ser el centro de atención.

Continúa leyendo