Así es el dormitorio anti insomnio

La armonía del dormitorio es el mejor aliado para conseguir un sueño y descanso reparador.

La armonía del dormitorio es el mejor aliado para conseguir un sueño y descanso reparador.

 

Aunque pueda parecer una obviedad, la disposición, decoración e iluminación del dormitorio influye más de lo que nos pensamos en la conciliación del sueño.

Son muchos los que cambian de dieta, establecen unos horarios fijos y visitan a médicos especialistas para combatir el insomnio, pero se les pasa por alto que un buen descanso, también depende, y en gran medida, del dormitorio.

Es el lugar en el que descansamos, por lo que debe considerarse como el templo del sueño, por ello tenemos que respetar una serie de recomendaciones si queremos que se convierta en un espacio que nos invite a soñar.

Estos son los consejos que nos ofrece AQUILEA Sueño (Uriach).

 

Analizar el espacio

Observa la habitación en su conjunto para poder captar la energía y sensaciones que nos transmite. El Feng Shui es un arte ancestral basado en la cosmogonía china, que busca la mejora de las condiciones ambientales que fomentan el bienestar y la armonía general del individuo con su entorno, por lo que nos puede ayudar a estudiar los colores que predominan, los muebles y su distribución, etc. Con este simple ejercicio podremos detectar qué efectos nos produce el espacio y nos permitirá ver qué cambios de hábitos o decoración debemos aplicar.

Ordenar y limpiar la habitación  

Un espacio ordenado y limpio, nos transmite control, tranquilidad y paz, por lo que se experimenta una reducción exponencial del estrés y la ansiedad. Evita que haya montones de ropa y tan solo deja más a mano las cosas imprescindibles para ir a dormir como un vaso de agua y la lámpara de la mesita de noche. Aparte, la aromaterapia puede ayudar a potenciar la sensación de limpieza e higiene, por lo que es recomendable usar sprays aromatizantes como puede ser el de lavanda.

 

Eliminar distracciones 

El dormitorio es un espacio para dormir, no es ni el comedor para ver la televisión, ni una biblioteca donde tener todos los libros expuestos, ni tan siquiera un despacho donde tener un escritorio y el portátil listo para trabajar. Se recomienda no disponer de estos elementos en la habitación porque pueden provocarnos estrés y ansiedad, o bien distraernos y entretenernos cuando deberíamos estar descansando. Otro tópico es disponer del móvil en la mesita de noche, nuestra mayor distracción de hoy en día. De este modo, se recomienda dormir con el móvil en otra habitación para evitar ruidos de mensajes o que nos moleste la luz de la pantalla, nuestro cerebro puede estar conectado incluso cuando crees estar más dormido. 

 

Decorar sin excesos 

La decoración del dormitorio no debe ser excesiva, sino más bien al contrario. Los colores suaves y pálidos como el salmón, beige, verde claro, azul turquesa, lila o morado claro, marrón claro, o blanco son los que nos ayudaran a conciliar mejor el sueño. En este sentido, la cromoterapia nos puede echar un cable y ayudar a detectar qué colores son los más adecuados tanto en las paredes, como en los muebles y en las sábanas para disfrutar de un descanso reparador.

 

Controlar la iluminación y la temperatura  

La iluminación es uno de los factores más importantes, y que erróneamente pocas veces tenemos en cuenta. Una iluminación tenue y cálida con puntos de luz bajos como las lámparas de mesita de noche es ideal para que nuestro cuerpo entre en fase de relajación y descanso, de este modo, es recomendable evitar luces muy blancas e intensas. Por lo que a la temperatura se refiere, es ideal contar con una climatización que no varíe de los 18º a los 22º.

 

Un ayudita

Tambnien nos podemos ayudar de ingredientes como la melatonina, valeriana, melisa, pasiflora y amapola de california, que ayudan a conciliar el sueño y evitar los despertares nocturnos.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo