Así es una dieta equilibrada

¿Sabías que podemos reducir los riesgos de sufrir sobrepeso y obesidad con una dieta adecuada y una rutina de ejercicio físico?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una dieta saludable es fundamental para mantener una buena salud. Una nutrición adecuada a nuestras necesidades nutricionales complementada con ejercicio físico regular nos permite reducir las probabilidades de sufrir a medio y a largo plazo alteraciones como la obesidad y el sobrepeso que nos conducen a enfermedades crónicas como la diabetes o los problemas cardiovasculares.

 

Un equilibrio saludable

 

Una de las recomendaciones más repetidas para mantener un peso adecuado y obtener los nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente es adecuar nuestra alimentación a nuestra actividad física diaria. Además es muy importante que los más pequeños aprendan esta fórmula para tener unos hábitos alimenticios saludables durante toda la vida.

 

Más sobrepeso y obesidad

En estos últimos años el número de personas que padecen sobrepeso y obesidad han aumentado considerablemente en todo el mundo. Hasta el 50% de la población mundial tiene problemas de peso. El incremento de la producción de alimentos procesados y los cambios en el estilo de vida, mucho más sedentario que hace 50 años, provocan este aumento tan alarmante.

Ejercicio y nutrición

 

Para conseguir mantenernos en nuestro peso debemos alcanzar un equilibrio entre la ingesta de calorías diarias y la actividad física que desarrollamos durante la jornada. Por eso es recomendable que hagamos como mínimo 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada al día, además de evitar ciertos productos. Las grasas procesadas, el exceso de azúcares y la carencia de hidratos de carbono conducen a una dieta poco saludable.

 

Cuidado con las 'dietas milagro'

Está bien que queramos eliminar esos kilos de más que nos pueden provocar problemas de salud más adelante, pero no a cualquier precio. Nuestro cuerpo necesita ciertos nutrientes esenciales para poder realizar todas sus funciones correctamente. Hay ciertas dietas que tienen graves carencias, además de poder provocarnos el temido 'efecto rebote', es decir, que al abandonarla no solo recuperemos el peso perdido sino que sumemos todavía más kilos.

CONTINÚA LEYENDO